'Equipo de investigación' da un vuelco al caso Alcàsser y reactiva la búsqueda de Antonio Anglés: "Puede estar vivo"

17:05 - 21/02/2020
  • El programa de La Sexta habló hace dos años con el capitán del barco en el que supuestamente huyó

  • Una juez ordena ahora interrogar al jefe de aquella embarcación: "Estamos muy contentos"

  • ECOTEUVE.ES habla con Genar Martí, responsable del reportaje que emitió Atresmedia

Más noticias sobre:

Equipo de investigación emitió hace dos años un reportaje sobre el 'caso Alcàsser' que prometía dar un vuelco a la investigación sobre el macabro asesinato, hace 27 años, de Miriam, Toñi y Desirée, un episodio que conmocionó (y sigue haciéndolo) a toda España.

Jorge Saucedo y Genar Martí, directores de aquel reportaje, consiguieron hablar -nunca antes lo había hecho un periodista- con el capitán del barco en el que supuestamente huyó, escondido como polizón, Antonio Anglés, presunto autor del crimen. El otro implicado, Miguel Ricart, sí fue juzgado y condenado por asesinato.

Fue una investigación de tres años, uno de ellos empleado en localizar al jefe de aquella embarcación, una de las últimas personas en ver al fugitivo español más famoso. "No fue fácil, pero cuando dimos con él, fue accesible", recuerda Martí en conversación con ECOTEUVE.ES. "Siempre me dio la sensación de que estaba esperando a que le llamara un periodista para comentar el caso".

Lea también: Luis Frontela da pistas sobre el paradero de Antonio Anglés

Kenneth Steven, capitán del City of Playmouth, explicó en el programa de La Sexta cómo encontraron escondido a Anglés y sugirió que escapó con la ayuda de algún marinero. Los responsables de Equipo de la investigación le enseñaron un listado con diez nombres y él confirmó que entre ellos se encontraba el sospechoso, aunque no dijo quién era. "No puedo acusar sin pruebas".

"Estamos muy contentos porque es el resultado de una investigación periodística"

Ese reportaje de Equipo de investigación ha sido clave para que, ahora, el juzgado de Instrucción número 6 de Alzira haya decidido emitir una comisión rogatoria internacional al Reino Unido, solicitando que le sea tomada declaración al capitán del barco City of Plymouth.

"Esta decisión tenía que llegar tarde o temprano. Ha tardado dos años, pero debería sido menos. Era tan evidente lo que dijo el capitán...", recuerda Martí. "Estamos muy contentos porque es el resultado de una investigación periodística".

"Ahora, lo que espero es que el capitán revele el nombre [del sospechoso marinero que habría ayudado a huir a Anglés] y que esa persona esté viva", relata. "Hay diez candidatos y algunos ya han fallecido", dice. Sin embargo, "nosotros sospechamos de una persona en concreto que está viva".

"Es importante esclarecer si Anglés murió ahogado o escapó por su propio pie. De ser así, podría estar vivito y coleando", apunta. Una opción nada descabellada si se tiene en cuenta que nunca se encontró su cuerpo y que, por lo tanto, la Interpol le sigue buscando.

"Si existió la posibilidad de que alguien le ayudara a bajar del barco, ¿por qué no pudo embarcarse en otro buque y llegar a América?", argumenta Martí sobre Anglés. "Puede estar vivo perfectamente", asegura. "Además, su biografía invita a pensar que es una persona escurridiza capaz de burlar un cerco policial como el que se creó en su fuga".

¿Qué dijo exactamente el capitán del barco en 'Equipo de investigación'?

Kenneth Steven, capitán del barco donde se habría visto a Antonio Anglés por última vez, recibió a Equipo de investigación en su casa, hace dos años. Ante las cámaras del programa, el marinero contó cómo le encontraron escondido en la sala de máquinas de la embarcación. "Le metimos en un cuartucho. Luego en un camarote vacío. Le cerramos con llave. Había gente cerca vigilándole. Pero se las arregló para salir del camarote. Escapó en un bote salvavidas", contó.

Lea también: Fernando García, padre de Miriam, critica a Netflix por el documental del caso Alcàsser

Tras esa primera huida de Anglés, el barco emitió un mensaje de radio y, según Kenneth Steven, "los franceses mandaron un avión y le encontraron en la barca hinchable. Lo recogieron del mar y lo subieron de nuevo a bordo".

"Lo volvimos a meter en el mismo camarote", aunque en esa segunda ocasión aumentaron las medidas de seguridad. "Cerramos las ventanas para que no pudiera abrirlas. Y pusimos maderas. Era imposible que abriese la puerta desde dentro", relató Kenneth Steven en La Sexta.

"Cuando llegamos a Dublín, las autoridades subieron para llevarse al polizón,pero se había ido. Alguien tuvo que dejarle salir y haber recolocado la madera. No pudo haberse sin ayuda", explicó entonces. Los responsables de Equipo de investigación le enseñaron las fotos de Anglés y él le reconoció. "La policía no me enseñó esas fotos. Nadie me enseñó una fotografía", dijo.

Los tripulantes descubrieron quién era Anglés cuando llegaron a su casa, en Liverpool. "La policía nos reunió y nos contaron lo que había hecho ese hombre. El oficial me dijo que pensaba que uno de los miembros de la tripulación le había ayudado a escapar".

Y es ahí donde empiezan a surgir las incógnitas. "¿Por qué no se profundizó más y se hizo un interrogatorio más incisivo?", se pregunta ahora Genar Martí sobre las indagaciones que se hicieron en 1993. "Hemos echado en falta que no se investigase más".




Informalia




Comentarios 0