Lilit Manukyan: "Pasapalabra' me ayudó a aprobar las oposiciones de Renfe; ahora trabajo de taquillera"

18/02/2020 - 9:43
  • ECOTEUVE.ES habla con la mítica concursante de origen armenio, ahora en 'El cazador' de TVE

  • "Cuando llegué a España tenía que sobrevivir: limpiaba en casas, cuidaba niños..."

  • "En 'El tirón' estaba en el banquillo y, como a cualquier futbolista, a mí no me gusta ser suplente"

Más noticias sobre:

Lilit Manukyan hizo historia en 2014 al convertirse en la primera ganadora del bote de Pasapalabra cuya lengua nativa no era el español: se llevó 318.000 euros gracias a la palabra 'ilécebra'. Criada en Armenia, vino desde Rusia sin saber poco o nada de castellano. La preparación para el concurso de Telecinco fue el mejor método para aprenderlo.

Aunque hace unas semanas la vimos en el banquillo de El tirón - "a ningún futbolista quiere ser suplente y a mí me pasa lo mismo", dice a ECOTEUVE.ES -, la mítica concursante ha dado el salto a El cazador, el concurso que presenta Ion Aramendi en La 1. 

La vida de Lilit ha cambiado por completo desde entonces: está casada, tiene una hija "con una memoria envidiable" y trabaja en la taquilla de la Estación del Norte de Valencia después de aprobar las oposiciones de RENFE. "Papapalabra me ayudó en los psicotécnicos".

Lea también: Erundino Alonso: "¡Boom!' es mucho más interesante que 'Pasapalabra'; no me gustaría que Juanra Bonet lo presentara"

Retrocedamos en el tiempo. ¿Cuánto tiempo lleva viviendo en España?

Vine en 2007, tenía 28 años y lo hice con poco dinero en el bolsillo. Vine de inmigrante y tenía claro de que iba a ser muy duro y que tenía que empezar desde cero porque no tenía ningún apoyo económico ni familiar.

¿Por qué eligió nuestro país?

Porque estaba muy decepcionada con la política en Rusia. Decidí ir a un país europeo mucho más democrático y solo estaba España como opción porque tenía a una prima.

¿Dónde tiene a su familia?

Mis padres están en Rusia, aunque son de Armenia, y es un poco duro. Aquí solo tengo a mi marido, un hombre de Cuenca afincado en Valencia, y a mi hija de cuatro años.

¿La cría es tan inteligente como su madre?

Sí, sí. Tiene una memoria envidiable y enseguida se queda con datos. Pero lo importante ahora es saber convertirla en una buena persona. Que tenga empatía o inteligencia emocional es más importante que saber cuatro datos sobre el rey Felipe IV.

Participó en Pasapalabra en 2009. Durante esos dos años, ¿a qué se dedicó?

Limpiaba en casas, cuidaba a niños y, de vez en cuando, hacía algunas traducciones. No tenía ni trabajo fijo ni papeles. Tenía que sobrevivir. 

¿En qué invirtió el bote de Pasapalabra?

Nada más ganarlo me quedé embarazada y no pude gastar nada en caprichos. Cuando pasaron los años, aprobé las oposiciones en RENFE y durante un tiempo viví en Madrid. Ahora he pedido una excedencia de un mes y pico para el concurso.

¿Qué puesto desempeña en la compañía?

Estoy en las taquillas y en atención al cliente de la Estación del Norte de Valencia.

Me imagino que las oposiciones le resultaron pan comido después de ponerse a prueba en tantas ocasiones...

(Risas). La verdad es que sí. Pasapalabra y Saber y ganarme ha ayudaron bastante en los psicotécnicos. De hecho, otro concursante de Pasapalabra, Ángel, se ha hecho mi compañero. Él está en la estación de Gandía. Aprobó a la primera.

¿Pensaba en regresar a algún concurso después de superar las oposiciones y conseguir un trabajo estable?

Siempre, yo nunca he dejado de estudiar e intento estar a la altura. Mi plan es no tener plan. Por ejemplo, si Sergio García gana el Máster de Augusta, me leo su biografía. 

¿La fama de Pasapalabra le acompaña aun? ¿La gente la sigue parando por la calle?

Sí. Ha bajado un poquito el nivel de presión por la calle, pero aun así, la gente se queda con tu cara, te observa y a veces, igual no cae quién eres. Por ejemplo, una vez en el autobús me saludó una señora como Ariadna. 'No, no soy Ariadna', dije. 'Sí, eres la chica rumana que limpiaba en mi casa'. Yo lo negué y ella me insistió: 'Ariadna, está muy mal que no me quieras saludar' [risas]". No se dan cuenta que, en realidad, me conocen de la televisión.

¿Le costó cambiar El tirón por El cazador?

En El tirón estaba en el banquillo, no como concursante. Tenía muy claro que David [Orestes] y Rafa, tenía que esperar dos o tres temporadas hasta que uno se llevara el bote acumulado o perdiera por alguna tontería. La mejor opción es estar en activo. Ningún futbolista quiere estar de suplente y a mí me pasa lo mismo.

¿Ha hablado con Christian Gálvez sobre la cancelación de Pasapalabra en Telecinco?

Es una época dura para él. Todos están muy tristes y yo intento no hablar del tema porque es un concurso que no va a volver, por lo menos en Telecinco.

¿Usted participaría en la nueva etapa de Antena 3?

No sé si es compatible con El cazador. En cualquier caso, me parece muy difícil porque tienes que encontrar el hueco. 

Por cierto, ¿no lleva cristales en las gafas, no?

¡No! Qué observador...

¿Y por qué?

Para conservar la misma imagen, porque en Pasapalabralas llevaba.




Informalia




Comentarios 2

#1
19-02-2020 / 09:48
yosolita
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Por favor, que se cambie las gafas.

#2
20-02-2020 / 09:56
yosolita
Puntuación 0
A FavorEn Contra

O que se cambie de flequillo, pleaseeeeeeeee!