Rafa Castaño y el suculento bote de 'El tirón' amenazan el estreno del nuevo 'Pasapalabra' de Antena 3

13/02/2020 - 19:06
  • El sevillano rozó este miércoles el premio gordo del concurso, que ya es de 449.000 euros

Más noticias sobre:

El tirón cumplirá 4 meses de vida el próximo martes. El concurso (en realidad es una sección de Sálvame), que nació como salvavidas de Telecinco para ocupar el hueco que dejó Pasapalabra tras la suspensión de sus emisiones, empieza a crear incertidumbre por su suculento bote que alcanza este jueves los 449.000 euros.

Tanto es así que Rafa Castaño se quedó este miércoles a tan solo una respuesta correcta de llevarse un premio de 444.000 euros. El sevillano, que suma 46.500 euros en su cuenta particular, falló en la pregunta número 12: capital de la provincia ecuatoriana de Chimborazo.

Lea también: Antena 3 no da descanso al 'Millonario': seguirá los miércoles con nuevas entregas

El hecho de que el bote sea cada vez más grande (El tirón empezó con 50.000 euros de premio) se convierte en un gran aliciente para que el espectador se enganche de la misma forma que ocurría con en El Rosco.

A falta de que Telecinco alargue el concurso, El tirón ha hecho olvidar que el espectador deje de añorar Pasapalabra. Sí es cierto que sin el formato que pronto verá la luz de nuevo en Antena 3, los informativos de Piqueras tenían mayor audiencia.

Los datos de El tirón computan dentro de Sálvame Banana, y en los últimos días, ha estado en torno al 17% de cuota de pantalla.

El concurso presentado por Christian Gálvez va de acertar una batería de preguntas. Si el concursante responde doce del tirón, se hace con el bote. Esto, por el momento, aun no ha ocurrido. Los concursantes tienen un tiempo máximo en el que pueden intentar la hazaña.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.