Stella Goñi relata su calvario: la noticia que le hizo perder su trabajo en televisión

13/02/2020 - 10:15
  • La periodista reaparece en 'Sálvame', tras años alejada de los medios, para aconsejar a Lydia Lozano

Más noticias sobre:

Lydia Lozano está en el ojo del huracán desde hace una semana, cuando dependió una información en Sálvame que ha resultado ser falsa. La colaboradora aseguró que Rocío Flores había retomado la relación con su madre, algo que fue desmentido por las dos partes. 

La colaboradora decía tener pruebas pero, al parecer, son falsas. "Mi fuente es José María Franco", extrabajador de la familia Jurado, dijo en Sálvame. Acto seguido, y tras descubrirse la situación, Lozano pidió disculpas. Y es ahí donde entra Stella Goñi, que hace años también se vio envuelta en una polémica después de dar una información errónea que, según explica, le llegó a través del mismo informador. "Lo pasé mal", dijo la periodista, que este miércoles reapareció en Sálvame tras años apartada de la televisión. "Me costó el trabajo", aseguró.

Pero, ¿qué le pasó exactamente a Stella Goñi. Según el relato que hizo en Sálvame, la periodista dio una información relacionada con Fernando Alonso que aparentemente estaba "armada" por las pruebas que le había dado la misma fuente de Lydia Lozano. Eran supuestas conversaciones entre la hija de esta persona y un familiar del piloto. La información era falsa y el programa donde trabajaba Stella tuvo que rectificar al día siguiente. 

Lea también: El patinazo de Lydia Lozano: "Te han vuelto a mentir" 

"Nunca, en 20 años, no me han puesto ninguna demanda. Esta me la perdonaron, porque los abogados de Fernando vieron las pruebas y decidieron que con perder mi trabajo era bastante porque no había ninguna intencionalidad y era un trabajo de suplantación en el que cualquiera hubiera caído", relató Stella Goñi.

"La cadena, que no era esta, llegó a un acuerdo. El caso no llegó a judicializarse y le dio una cantidad como indemnización que la pareja donó a una ONG", contó la periodista. "Se asustaron. Lo primero que hicieron fue rectificar, ya sin mi en plató. Y decidieron sacrificar al peón. A mí me costó el trabajo. Yo aporté las pruebas que tenía y cuando vieron lo que había, decidieron que no había habido maldad ni mala praxis, sino que había una suplantación de identidad. A mí no me pidieron nada, fueron generosos en ese sentido", continuó Stella Goñi.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.