"¡Qué fuerte! Estoy flipando": Fani, hundida tras el rechazo de Rubén en 'La isla de las tentaciones'

12/02/2020 - 0:20
  • "Si le ha pasado esto con su pareja de siete años, ¿por qué no le puede ocurrir conmigo?"

Llegó el momento de la decisión final en La isla de las tentaciones, el programa que ha emitido Mediaset durante el último mes. Fani, que había roto con su novio Christofer, se sometió a la hoguera final, en la que tuvo que decidir si quería marcharse del programa sola o con Rubén, su ligue durante el reality.

"Jamás me hubiera imaginado que me ocurriría algo así. He sentido algo nuevo e inesperado por Rubén. Me siento libre. A Christofer no le echo de menos. No me arrepiento de nada", dijo muy segura.

Fani decidió marcharse con Rubén. "Si él quiere, claro", apuntó la concursante antes de que su tentación entrase en escena en el último programa de La isla de las tentaciones.

Lea también: Rubén se pronuncia sobre los rumores: ¿es gigoló?

Fue entonces cuando el joven apareció ante Mónica Naranjo y tuvo que decidir qué quería hacer. "Hemos estado súper bien, he sentido todo lo que he hecho. Pero me tengo que dejar llevar por la razón en vez del corazón. Si le ha pasado esto con su pareja de siete años, ¿por qué no le puede ocurrir conmigo?", se preguntó. "Me marcho solo", espetó ante una Fani hierática. 

"Muchas gracias por quitarme la venda y haberme hecho sentir tan bien", dijo Fani antes de que Rubén dejase el set. Luego, ya a solas con Mónica, fue algo más sincera y mostró su malestar. 

"Me joroba. Al final, mira, zasca. Pero él se lo pierde. Estoy dolida. Es que estoy flipando. ¿Que me lo diga el último día? Mira, no. Qué fuerte", explicó. "Entré con novio y me voy sin novio. Me lío con uno y me voy sin él".




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.