Caprile, Palomo Spain y María Escoté: ¿Han disparado su facturación por el efecto 'Maestros de la costura'?

7:00 - 8/02/2020
  • ECOTEUVE.ES entrevista a los tres jueces del concurso de Televisión Española

  • Palomo Spain: "Nosotros no somos los culpables del consumo incoherente de ropa"

  • "Nos encantaría un 'Celebrity', pero sería complicado luchar con el ego de los famosos", apunta Escoté

La 1 emite este lunes en prime time la tercera gala de Maestros de la costuraTras la expulsión de Marc, los aspirantes del talent de moda de TVE se enfrentarán a nuevas pruebas en las que lucharán por continuar en una edición que para los jueces ha sido la de "la consolidación".

"En la primera estábamos los tres como perros que nos husmeábamos unos a los otros, la segunda fue buena y en esta, es todos a una. Hay mucha unión, mucha complicidad y creo que eso se nota", comenta Lorenzo Caprile a ECOTEUVE.ES a la hora de analizar junto a María Escoté y Palomo Spain cómo se desenvuelven actualmente con más soltura y desparpajo ante las cámaras.

Lea también: Raquel Sánchez Silva vuelve a Maestros de la costura con hambre de televisión: "Quiero trabajar más"

Después de tres ediciones, los diseñadores reflexionan sobre el impacto que ha tenido el programa dentro de la industria. "Más que en la industria, que creo que sería presuntuoso, ha sido más un impacto en el público. Ahora hay más gente que se anima a hacer un curso de costura, de patronaje, a comprarse máquinas de coser... O a cogerse el bajo de un pantalón, estrecharse una falda o customizarse una prenda", empieza valorando Caprile.

El modista español de origen italiano destaca orgulloso que Maestros de la costura "ha recuperado este tipo de hábitos": "Hasta hace relativamente poco, en cualquiera de nuestras casas la máquina de coser era un electrodoméstico habitual. Es algo que se ha perdido y me parece alucinante que algo tan sencillo como estrecharse un pantalón sea un drama. El impacto ha sido más en ese sentido", defiende.

"Yo creo que ahora hay una generación nueva de gente que se interesa por el oficio. Yo veo que hay muchos niños que cosen, que se piden la máquina de coser y quizá a largo plazo eso si puede influir en la industria", opina por su parte Palomo. 

El conflicto de la sostenibilidad en la moda

En la tercera edición del talent, los jueces del programa están haciendo mucha incidencia en la moda sostenible y el conflicto ecológico que existe por el impacto de la industria en el medioambiente: "Hemos penalizado desde el principio el malgasto de la tela. Ese ha sido uno de nuestros mayores focos", comenta Palomo al tiempo que María Escoté reinvindica que diseñadores como ellos hacen "ropa con calidad para que perdure, no fast fashion". 

El joven diseñador explica que sus recursos son siempre limitados: "Compramos un metro de tela y aprovechamos hasta el último centímetro. La moda sostenible tiene que ver con comprar con conocimiento, calidad y que dure tiempo. Ese mensaje sí que va más ligado a la moda de diseñador y de taller que al fast fashion. Yo no creo que nosotros seamos los culpables del consumo incoherente", asegura Palomo. 

¿Ha impulsado el programa las firmas de los jueces?

Finalmente, Palomo, María Escoté y Lorenzo Caprile desvelan cómo ha afectado el programa, tres años después, en sus firmas personales en la moda: "Que hayamos multiplicado por tres nuestra facturación, ya te digo que no. Ahora, que esto suma y es una apuesta a largo plazo, pues sí", empieza comentando el juez más veterano.

"En cualquier industria, dar el pelotazo es muy complicado. En moda, el que quiera triunfar de la noche a la mañana lo tiene muy complicado", prosigue Caprile en una reflexión en la que coincide con Palomo. "Cada uno tiene su camino propio y te puede ayudar, pero tampoco te creas...", señala el joven diseñador, que coincide con María en la petición de una edición celebrity de Maestros de la costura. "Nos encantaría un Celebrity, pero sería muy complicado luchar con el ego de esos famosos", señala Escoté.




Informalia




Comentarios 0