Raquel Sánchez Silva vuelve a 'Maestros de la costura' con hambre de televisión: "Quiero trabajar más"

10:00 - 27/01/2020
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la presentadora de 'Maestros de la costura'

  • La extremeña se postula para conducir 'Pasapalabra': "Es un formato maravilloso"

  • "Me moriría por volver a hacer 'Pekín Express', fue una experiencia impresionante"

Más noticias sobre:

La 1 estrena este lunes la tercera edición de Maestros de la costura, que ha logrado un año más su renovación en TVE a pesar de sus discretos datos de audiencia. "En la decisión de una cadena pública debe pesar también el servicio que dan sus programas. Y este lo hace", defiende Raquel Sánchez Silva, que vuelve a coger las riendas del talent con hambre de más televisión.

La presentadora se mantiene en pantalla gracias a este programa después de que en marzo de 2019 TVE decidiera poner fin a Lo siguiente. "De momento no tengo proyectos en el horizonte, estoy esperando a que surjan cosas. Yo me postulo, quiero que se sepa que quiero trabajar y seguir haciendo cosas. A mí me gusta lo que hago y me gustaría hacerlo más, pero no depende de mí", reflexiona. 

Lea también: Maestros de la costura presenta a sus nuevos concursantes y no descarta una edición VIP: "Convocamos a los famosos"

Es en ese punto en el que Raquel Sánchez Silva reconoce que sería un regalo conducir el nuevo Paspalabra de Antena 3. "¿A quién no le gustaría? Es un formato contrastadísimo, de éxito, limpio, maravilloso... Es una pregunta evidente. Claro que me gustaría", asegura la periodista, que no descarta concursar en Masterchef Celebrity y pide una versión igual de Maestros de la Costura. "Me encantaría ver cosiendo a Mario Casas".

Después de tres ediciones, ¿qué ha aprendido de este programa?

He aprendido que nunca puedes pensar que te lo sabes todo de la tele. Hay un perfil de un chico vasco que con todos los programas que yo he hecho, nunca jamás he visto a una persona así en televisión. Es una persona muy difícil de controlar, para lo bueno y para lo malo. Tiene una personalidad muy rara, muy especial. Alguien que ni siquiera habla como nosotros y que tiene una visión del mundo peculiar. Decimos que es heavy porque tiene el pelo largo, romántico pero a la vez oscuro, parece vasco pero no... Es que lo ves y dices: "¿Pero de dónde ha salido? ¡Todavía queda gente que no ha pasado por la tele! Él es uno de ellos. Para mí, esta ha sido la edición que más he disfrutado.  

¿Y cómo ha afrontado el jurado esta nueva entrega?

Yo creo que siempre han sido muy frescos y que tuvieron un idilio con la televisión desde la primera temporada, pero es que ya son dueños. Ya no están preocupados por cómo les verá el público, han perdido la vergüenza. Eso a los que llevamos mucho tiempo en esto y hemos hecho el ridículo muchas veces se nos pasa. Y a ellos se les ha pasado ahora a base de hacerlo y por eso se vuelven más locos. Que Caprile se vuelva más loco es difícil, pero Palomo y María sí que lo hacen. Entonces, eso me ha permitido a mí soltar un poco las riendas y disfrutar mucho más. 

¿Cómo definiría al casting de este año? 

Están más preparados de forma llamativa que años anteriores. Y es gente que de verdad sueña con cambiar toda su vida a través de la costura. Toda es toda: el lugar en el que viven, su matrimonio, su cultura... Esa cosa de: Si esto me sale, lo cambio todo. Por eso su implicación es máxima. Han pasado cosas significativas para ellos y vienen con ganas de convertirse en estrellas. Es un casting muy bueno. 

Este año, haréis hincapié en la sostenibilidad. ¿Os ha tocado echar mucho la bronca a los concursantes por este motivo? 

Los jueces sí, pero lo que ha hecho el programa es dar soluciones. A mí, todo lo que tenga que ver con política medioambiental y el cuidado del planeta me parece perfecto. Yo soy la más concienciada con este tema: desde utilizar el transporte público, ir en patinete por la ciudad, a la hora de hacer la compra... No soy la mejor de nada, pero es algo que está en mi vida. A veces, me sienta un poco mal que estén todo el día echándonos la bronca. Es como: 'Ayúdame a hacer las cosas bien'. Eso intentará hacer el programa animando a la gente a comprarse ropa que le dure mucho tiempo, a reciclar prendas y darles una segunda vida... Para mí eso es lo importante.

TVE ha renovado el programa dos veces a pesar de que las audiencias han sido muy discretas. ¿Cree que está cambiando la televisión, que ya no todo es el dato de share?

A mí me gustaría pensar que ese discurso sea real, y lo es con este formato, en una televisión pública. Que los datos de audiencia están cambiando es evidente. Que todavía hay formatos que arrastran a millones de personas también. El consumo ha cambiado, ahora hay plataformas y otras maneras de ver la televisión. Pero creo que en las decisiones de la televisión pública debe pesar también el servicio que dan sus programas. Este formato lo da: estimula, ayuda, se mete en la industria de la moda... Yo hasta que Maestros empezó, no había oído en la radio publicidad de academias de costura. Ahora hay tropecientas. Lo que sea, pero que genere cosas. Nos hubiera encantado hacer una mayor audiencia, esperamos hacerla este año.

¿Echa de menos un programa diario que compatibilizar con este como hacía con Lo siguiente?

A mí me encanta trabajar y me encantaba la combinación, pero si no encajó y no funcionó lo suficiente, yo también llevo muchos años en esto y lo entiendo. Aprendes mucho cuando funciona y también cuando no. Y sobre todo aprendes a que solo debes preocuparte de hacer bien tu trabajo. Ni soy la mejor presentadora el día que el programa da un dato espectacular, ni soy la peor cuando da uno bajo. Hay que seguir trabajando y buscando productos. 

¿Tiene algún proyecto en el horizonte?

De televisión no. Estoy esperando a que surjan cosas. Yo me postulo, quiero que se sepa que quiero trabajar y seguir haciendo cosas. A mí me gusta lo que hago y me gustaría hacerlo más, pero no depende de mí. 

¿No la han llamado de otras cadenas? 

No, tampoco.

Ahora que Antena 3 busca presentador para Pasapalabra, ¿le gustaría conducirlo? 

(Ríe) ¿Y a quién no? ¿A quién no le gustaría presentar Pasapalabra? Es un formato contrastadísimo, de éxito, limpio, maravilloso... A ti te regalan un viaje a una isla paradisíaca, en una suite de cinco estrellas súper lujo, con tu pareja y toda tu familia. ¿Querrías ir? Es una pregunta evidente. Claro que me gustaría. 

¿Y concursar en Masterchef Celebrity

Uy, pues me has dado una idea. Es un programón. Yo de momento soy la presentadora de Maestros de la costura. La realidad es que es un programa magnífico. Tamara Falcó estuvo aquí y es increíble. Me quedé loca con ella. Entró en el taller haciendo y deshaciendo como en el Celebrity. Hay un momento brillante porque hay un concursante que no conoce a Isabel Preysler y eso es... historia de la tele. Esta edición habrá muchas cosas surrealistas.

¿Qué formato que ha presentado en el pasado rescataría para volver a hacerlo? 

Yo Pekín Express... Una edición Celebrity. Me moriría. Es un formato muy exigente y ya sacarme tres meses de casa me costaría por los niños. Pero es que Pekín era impresionante. En Supervivientes llegué a sentir lo mismo. Cuando me subí a ese helicóptero por primera vez pensé: "¿Pero esto qué es?". Era todo brutal. Likes es otro que recuperaría, pero no sé cómo. Tiene que tener un lugar y sé que hay productos que no tienen una llegada tan grande. Pero bueno, yo no tengo mayor problema y no necesito tampoco estar en la súper súper primera línea todo el rato. Lo que quiero es trabajar. 

¿Le apetecería hacer una edición con famosos de Maestros de la costura?

Yo lo veo. Lo vi desde la primera edición en la que vinieron algunos famosos a coser. Yo cuando vi a ese Óscar Higares cosiendo esos 70 botones en un vestido dije: "Ya está". Yo sé que no es fácil y que son programas de producción de otro nivel, pero que material hay. 

¿Y a qué famoso le gustaría ver concursando?

Yo a alguien inesperado. Mario Casas, por ejemplo. No me lo imagino cosiendo un botón y lo mismo te sabe hacer un pantalón. Esos perfiles que a priori no asocias. Yo no sé si Paula Echevarría cose o no, pero imagínate a una Paula cosiendo. Yo querría ver todo lo que hace todo el rato. Pero es verdad que en su caso sería menos inesperado. Lo cierto es que es difícil porque cocinar más o menos cocina todo el mundo, coser no. 

¿A usted que tal se le da? 

Yo no me vería concursando porque no coso nada. La teoría me la sé toda, pero no me he puesto todavía. Sí que intento reutilizar prendas y a los niños les corto los pantalones para hacer bermudas, pero no tengo ningún nivel en costura. 

Mahi, de la primera edición del concurso, fue una revelación en Supervivientes 2019. ¿Siguió su concurso? 

¡Sí! Estuvo fantástica. La vi fabulosa. Mahi es todo corazón, es buena. Entonces, allí que es donde florece todo, floreció ella y me alegré mucho de que la gente lo supiera ver. Jorge Javier se enamoró de ella como lo hice yo aquí. Hablé con Jorge antes de empezar la edición y le dije: "Te llevas a un diamantito".




Informalia




Comentarios 2

#1
27-01-2020 / 22:40
Mala espina
Puntuación 1
A FavorEn Contra

¿Y tu marido?

#2
01-02-2020 / 20:16
toñigarfield
Puntuación 0
A FavorEn Contra

puede notarse que tve usa un presupuesto inmenso para calefaccion prueba es que no llevan ropa de invierno y presentadoras con vestido de ancianas para verano. el clima deberia ser a todoj y si está haciendo frio en toda la peninsula deberi haber solidaridad por parte de los medios soportando el mismo frioque todos.