Fiama carga contra 'La isla de las tentaciones' y explica su desmesurada reacción en las hogueras

14:50 - 24/01/2020
  • La concursante estalló cuando el reality no le mostró imágenes de su pareja Álex

Más noticias sobre:

Vivir un programa tan intenso como La isla de las tentaciones en primera persona no debe ser tarea fácil, ya que los nervios y el estrés aumentan a cada día que pasa. Durante la grabación, los sentimientos están a flor de piel y en determinados momentos los concursantes pueden tener reacciones algo desproporcionadas.

Algo parecido sucedió en el momento más tenso, las hogueras, del programa emitido este jueves. Aquí es donde Mónica Naranjo pone a los concursantes las imágenes de cómo están llevando la estancia sus parejas.

Lea también: Fani y Andrea caen (más) en la tentación mientras Christofer se prepara para hablar con su novia.

Cuando llegó el turno de Fiama, la presentadora la comunicó que no iba a ponerle ningún vídeo de Álex, algo que los espectadores lo vieron de forma positiva. Sin embargo, ella no se lo tomó muy bien, se levantó de su asiento y se puso a dar vueltas por la playa mientras lloraba a moco tendido preguntándose por la mecánica del programa.

Fiama, contra 'La isla de las tentaciones': "¡Qué cojones ha pasado!"    

El enfado de Fiama tenía un motivo y no se vio por televisión la viceversa cargó contra el reality a través de su cuenta personal de Instagram. "Quiero aclarar que cuando no me enseñaron las imágenes, me dijeron que el programa había decidido que lo mejor para mí y para mi estancia en el mismo era que no las viera", dijo

"Por eso yo en mi cabeza pensé: '¡Qué cojones ha pasado que no me las quieren enseñar! Por eso peté. Cortocircuito, echaba mucho de menos a Álex", concluyó.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.