Adara llora desconsoladamente tras su beso con Gianmarco: "Me ha vuelto a pasar lo mismo"

19/01/2020 - 13:19
  • La madrileña se acuerda de Hugo Sierra y se rompe en el confesionario

Más noticias sobre:

La historia de Adara Molinero y Gianmarco Onestini ha vuelto a tener un giro inesperado. Los concursantes se reencontraron el pasado domingo tras un mes sin verse y frecuentando los platós de Telecinco para arremeter el uno contra el otro. Asimismo, con el paso de los días, terminaron acercando posturas y acabaron besándose ante el asombro de la audiencia.

La madrileña estaba dolida con Onestini porque no había estado cuando más le necesitaba y por no entender que quería que estar con hijo. Además, le reprochó que grabase una conversación con ella y no dejase que fuera a verle al hotel. Por su parte, Gianmarco no entiende que Molinero estuviera tan fría desde su salida del reality.

Lea también: Sale a la luz el día que Adara Molinero abandonará 'El tiempo del descuento'

Sin embargo, las rencillas entre ellos parecen haberse disipado ya que cada vez están más cerca y han llegado a besarse. Además, el italiano propuso a Adara abandonar la casa juntos para comenzar una historia de amor alejados de los focos.

Adara se derrumba pensando en Hugo Sierra

No obstante, la ganadora de GH VIP 7 se ha roto y ha comenzado a llorar pensando en cómo estará la situación fuera de la casa. La joven confesó a Lara Álvarez que se arrepentía de su beso con el italiano por el daño que le hubiera podido causar a Hugo Sierra. Asimismo, Molinero se lamenta porque "me ha vuelto a pasar lo mismo, yo quería salvar lo que tenía con Hugo".




Informalia




Comentarios 2

#1
19-01-2020 / 16:51
Ender
Puntuación 2
A FavorEn Contra

Está intentando alargar una actuación que no da más de sí.

#2
20-01-2020 / 13:43
petra
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Hola Adara: yo vivi tu misma situacion, no delante de las camaras, y te digo fue la decision mas dificil de mi vida. Pero no me arrepiento, me arriesgue y gane. Se feliz, si te sale mal siempre merecera la pena. Un beso