El duro pasado de Nick ('OT 2020') en casas de acogida: "Con algunas familias no me fue bien"

14/01/2020 - 19:01
  • El concursante del talent musical de TVE compartió su sorprendente historia

Más noticias sobre:

Operación Triunfo 2020 pinchó el pasado domingo en audiencias con la emisión de su gala 0, que registró un frío 13% de share. No obstante, el talent musical de TVE arrasa en redes sociales y Youtube, donde este lunes, más de 103.000 personas se reunieron para ver el reparto de temas de la semana. 

A través del Canal 24 horas del programa, los seguidores de OT están conociendo poco a poco a los concursantes, que han compartido ya algunas anécdotas y experiencias personales sobre su vida antes de entrar en la Academia.

Lea también: Susto en 'OT 2020': la caída de Eli tras reventar una pelota de yoga en la que estaba sentada

Una de las más sorprendentes ha sido la de Nick, joven de 19 años procedente de Barcelona. El participante, que ha contado que trabaja como DJ en diferentes festivales, sorprendió a muchos al revelar cómo fue su dura infancia sin familia, creciendo entre varios centros de acogida.   

Esto fue así hasta que finalmente ha conseguido una familia estable desde hace poco más de año y medio. No obstante, previamente había convivido con otra cuya convivencia y experiencia en definitiva se hacía complicada. Al parecer, las cosas no acabaron nada bien.

"Yo he tenido una infancia difícil. He estado desde que nací hasta que cumplí siete años en diferentes centros. Luego estuve en alguna que otra familia de acogida que no acabó de ir bien. Ahora estoy con una familia que es brutal. Llevo un año y medio con ellos y es la primera vez que me siento en familia", relató Nick ante las cámaras de TVE. 



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.