Alberto Chicote: "Estoy muy contento en Atresmedia; me aprecian y se me valora en trabajo"

9:22 - 15/01/2020
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador por el estreno de 'Auténticos' en La Sexta (22.30)

  • "Es muy gratificante ver que puedes ayudar a alguien a cumplir su sueño; te sientes Superman"

  • Sobre Campanadas: "Siempre procuro que a la gente que nos ve, no le falte de nada"

Más noticias sobre:

"Chicote puede convertirse en la estrella televisiva de esta temporada". Estas fueron las palabras de Mario López, director de La Sexta, cuando, en 2012, presentó al cocinero, desconocido para el público por entonces, y su Pesadilla en la cocina. Ocho años después, Alberto Chicote no solo se ha convertido en uno de los presentadores estrella de Atresmedia, sino que ya forma parte de la historia de la televisión.

El chef, que pronto empezará a grabar la octava temporada de Pesadilla, estrena este miércoles (22.30) Auténticos. "Va de una persona que tiene un sueño y está dispuesta a lo que sea para cumplirlo", explica a ECOTEUVE.ES. El programa muestra cómo es el día de personas con Síndrome de Down, Asperger o Parálisis Cerebral. 

Al margen de esto, Chicote dice "seguir disfrutando" de las Campanadas como las primeras que dio en 2012, reconoce lo "brillante" que han sido los memes de este año y asegura que "en absoluto" se cansa de que siempre se hable del vestido de la Pedroche: "Mi función es que los millones de espectadores que nos ven no les falte de nada".

Lea también: Ana Pastor: "Pido al nuevo Gobierno que dé la cara y no use el plasma de Rajoy con los periodistas"

¿Qué ha supuesto Auténticos tanto a nivel profesional como personal? 

Ha sido la oportunidad de hacer un programa en un entorno completamente diferente al que había tratado a esta ahora, tanto con Pesadilla... como ¿Te lo vas a comer?, que eran ámbitos profesionales más cercanos al mío. Auténticos no tiene nada que ver con nada profesional que tenga que ver conmigo, a excepción de uno de los sueños de los protagonistas que sí tiene que ver con la comida. Ha sido un proyecto más en lo personal. 

¿El programa ha servido para descubrir alguna faceta suya que desconocía?

Lo que me ha supuesto a mí es, primero, un privilegio. Tener la oportunidad de acompañar y ayudar a alguien que tiene un sueño y que te dice '¿me puedes ayudar?' es algo maravilloso, es una motivación mayor. Auténticos va a de una persona que tiene un sueño y está dispuesta a lo que sea para cumplirlo, que es lo más emocionante. Durante unos meses trabaja y se esfuerza para lograr eso que quiere.

Lo que yo hago es intentar ponérselo un poco más fácil y ponerle en contacto con el organismo o la persona que le puede ayudar. Todos los protagonistas de Auténticos, todos, se han tenido que currar eso que quieren y que pensaban que era inalcanzable.

¿Es el formato más gratificante que ha hecho durante estos años?

Todos tienen su lado gratificante. Siempre he dicho que en Pesadilla en la cocina el resultado final justifica lo mal que se pasa en los primeros días de grabación. ¿Te lo vas a comer? es un programa más duro de grabar, pero también tiene el otro lado: recibir el agradecimiento del público que te dice 'hostia, que alguien tiene que contar esto y has sido tú'. Ahí, la gratificación te viene después del programa y no durante.

Auténticos es muy gratificante porque ver que tú puedes ayudar a alguien a lograr ese sueño que tiene, te hace sentir muy bien. Te hace sentir como si fueses Superman, pero en realidad, los verdaderos Supermanes son ellos.

Llegó a la televisión en 2012 como cocinero y ahora es uno de los presentadores 'estrella' de Atresmedia. ¿Cómo valora esta evolución?

Cuando me llegó Pesadilla en la cocina solo me ofrecieron hacer ocho programas. A mí todo el mundo me decía: 'La realidad es la siguiente: lo más fácil es que hagas estos programitas que te han encargado y aquí paz y después gloria'. Mucha gente me dijo que era muy improbable que hiciese una segunda temporada y hacer una tercera, poco menos que imposible.

Pero como me apetecía tanto, dije 'lo voy a hacer'. Si sale bien, bien, si no, ¿pues qué le vamos a hacer? En ese momento, mi oficio era otro porque me dedicaba más a la cocina. Y mira, siete años después, estamos donde estamos: sigo trabajando en la tele, me sigue gustando muchísimo mi trabajo, me divierto y, encima, cuando tengo la oportunidad de que la cadena confíe en mi para hacer algo tan maravilloso como Auténticos, pues chico, ¿qué quieres que te diga?

Alberto, ¿en esta etapa le han salido otras 'novias'? ¿Ha tenido ofertas de la competencia?

Novias me imagino que habrá. A mí, personalmente, nunca me ha llegado nada, pero si algún día hay alguna otra cosa, no te sé decir. Yo estoy muy contento y muy cómodo en la casa en la que estoy. Yo llegué justo cuando Antena 3 se fusionó con La Sexta.

Me llevo bien con todo el mundo, creo que se me aprecia y se me valora en trabajo y los programas que hago me gustan mucho. No te planteas qué es lo que te puedan dar, sino lo que no te pueden quitar. Parece que fue ayer cuando empecé con Pesadilla y, en unos meses, empiezo a grabar la octava temporada. 

¿Después de tantas entregas de Pesadilla..., los dueños de los restaurantes son más resabidos? ¿Es más difícil afrontar los casos?

No creo que sea más difícil ni menos. Evidentemente, quien reclama nuestra ayuda se ha visto todos los programas. Pero, curiosamente, como la mayoría piensan que nosotros les vamos a decir qué es lo que tienen que hacer, cuando se encuentran con la realidad que es que Alberto Chicote empieza a preguntarte cosas y que todo es así, tal y como se ve, entonces en ese momento se iguala todo a las temporadas anteriores.

Al final, para cada uno de ellos, aunque hayan visto muchos programas, ninguno es igual. Es cierto que tenemos una escaleta igual, porque es evidente que para poder descubrir cuáles son los puntos flojos de un restaurante, digo yo que primero, al menos, hay que probar la comida y visitar el local, ¿no? Es como cuando muchas veces me dicen que 'Pesadilla es siempre igual' y yo les contesto: ¿A ti te gusta el fútbol? Pues, joder, siempre es igual.

Hablemos de las Campanadas. Junto a Cristina Pedroche, firmó el récord histórico de las privadas y Antena 3. ¿Se ve marcando una etapa y superando a TVE en 2020?

Cuando me llamó Mario López [director de antena de La Sexta] en 2012 y me preguntó si me gustaría hacerlas, ten en cuenta que yo había estrenado Pesadilla un 25 de octubre. En tan solo un mes, la cadena quiso que hiciera un momento tan mágico como ese. Mi repre me dijo que me lo comía con patatas. Desde entonces, lo sigo disfrutando igual. 

No puedo decirte que no me gusta no tener unas buenas audiencias, pero en todo. Yo, que tengo restaurantes, al final también dependo de las audiencias y que me digan que ayer vinieron a comer 100, 200, 1000 personas. Si tienes un restaurante para 1.500 y solo vienen 100, mal.

Después de las uvas, ¿suele meterse en Twitter para ver lo que dice la gente? Lo digo por la cantidad de memes que ha habido...

¡Claro! Pero no solamente los miro sino que los retuiteo. Hay veces que este tipo de montajes se hacen con mala baba, pero en este caso, creo que la gente lo hace de forma brillante con muchísima gracia. 

La última: ¿Chicote se cansa de que cada año se hable siempre del vestido de la Pedroche?

En absoluto. Cuando me dicen 'vamos a dar las Campanadas con Cristina'. Pues con Cristina. Llevo haciéndolo ya cuatro años con ella y ya está. Yo siempre procuro que todos esos millones de personas que nos están viendo por la tele comiéndose las uvas, no les falte de nada. Y cuando digo que no les falte de nada es que no les falte sus campanadas, no les falte la cuenta y que sepan cuándo baja el carrillón, cuándo son los cuartos y cuándo se tienen que comer la primera y la última uva. Esa es mi función. Y oye, lo llevo haciendo años, y no se me ha quejado nadie.



En Portada



Informalia





Comentarios 0