La confesión de Cristina Pedroche sobre Ana Pastor en su 'funeral': "No me seguía en Twitter"

9:15 - 31/12/2019
  • La presentadora 'muere' de hipotermia en el balcón de la Puerta del Sol por culpa de su vestido

Coincidiendo con las Campanadas, Movistar+ emitió este lunes la primera entrega de la segunda temporada de El cielo puede esperar con Cristina Pedroche como 'difunta'. En el programa, el protagonista es testigo directo del homenaje que le rinden sus familiares y amigos en un falso funeral.

Tras morir por una hipotermia en el balcón de la Puerta del Sol, Pedroche puso atención desde el limbo a todo lo que decían sus allegados. La primera fue Anna Simon, "una de las supervivientes" de Zapeando, que recordó la imitación que hicieron de Aitana y Ana Guerra en TCMS: "Nosotras no hicimos Lo malo, hicimos 'lo peor". 

Luego, su compañera recordó el día en el que la contó que tenía pareja. Fue en la sala de maquillaje del programa de La Sexta: "¡Tía, tengo novio!". "¿Sí? ¿Quién?" "David Muñoz". "¿El de Estopa?". "No, no. El cocinero".

Lea también: Cristina Pedroche se desnuda en la Puerta del Sol antes de las Campanadas: "Es cuestión de ser libre"

Josie, el estilista de sus vestidos para Campanadas, fue el siguiente en salir a la palestra. "Cuanto menos entendiesen ese concepto, más lo iba a reventar en España", dijo para después anunciar su retirada de la faena de Nochevieja a otras futuras presentadoras. 

Tras las intervenciones de Pitingo y Camela, Lorena Castell quiso tener unas bonitas palabras para su amiga, a la que conoció en la radio. "En la última etapa rozaba la vigorexia, parecía alguien de una ONG convenciéndonos de que teníamos que hacer deporte", bromeó. 

Cristina Pedroche: "Ana Pastor no me seguía en Twitter"

Ana Pastor, compañera de pasillo en Globomedia, fue la última en aparecer. "Cristina y yo éramos como hermanas", dijo para arrancar la confesión de Pedroche: "Había una cosa que no me gustaba mucho de ella y es que no me seguía en Twitter. Mucha hermana, mucha hermana, peor no lo hacía. Entiendo que el contenido que yo puedo generar, no le interesa mucho".

El fact chek de la presentadora de La Sexta lo confirmó: "Tenía conmigo una espinita clavada. Llevaba años quejándose de que no la seguía en Twitter y la verdad que yo estaba esperando a que la hackearan la cuenta para ver si alguien ponía algo interesante".

"Ahora como no va a poder hacer las Campanadas, nos va a tocar a Ferreras y a mí. Gracias por hacernos trabajar el único día del año que teníamos libre", bromeó.



En Portada



Informalia




Comentarios 0