La reunión 'secreta' de Roberto Leal, Chicote y Cristina Pardo antes de las Campanadas: "Una comida de amigos"

10:34 - 29/12/2019 | 10:42 - 29/12/19
  • ECOTEUVE.ES habla con el presentador, que repite con Anne Igartiburu en la Puerta del Sol

Más noticias sobre:

Roberto Leal es el auténtico protagonista de la Navidad de TVE. Encabezó el Telepasión del 24 de diciembre y despedirá 2019 con Anne Igartiburu en el balcón de la Puerta del Sol. Un dulce momento profesional que ha coincidido paradójicamente con uno de los más duros a nivel personal: el pasado viernes el presentador sufría la muerte de su padre.

Antes, y si no hay cambios de última hora, Leal volverá a reunirse con Alberto Chicote y Cristina Pardo en una tradicional comida que el chef organiza cada año para los presentadores que por la noche tienen que dar las uvas. "Es una comida de amigos, hablamos de todo. De lo que menos, de las Campanadas", dice a ECOTEUVE.ES

Es el protagonista absoluto de la Navidad en TVE: Nochebuena (Telepasión) y Nochevieja por partida doble (campanadas y gala)...

Este año ha tocado así. Cada año se reparte el protagonismo en Telepasión. El año pasado fue Elena Sánchez, el anterior Anne... tampoco somos tantos. Estoy contento, porque me dan mi sitio, y feliz.

¿Cómo se organiza con las Campanadas?

Es un regalo. Mi familia se va a Extremadura y yo me quedo en Madrid. La comparto con Anne Igartiburu, que es un lujazo.

¿Cómo se prepara para ese día?

Nos citan muy temprano y yo llego antes, porque Alberto Chicote hace una comida muy chula, para quienes quieran ir, en su restaurante. El año pasado estuve con él y con Cristina Pardo, y luego fui al set de TVE. Llegué muy pronto, algunos técnicos ni habían llegado. El contenido del guion me lo pasan una semana antes.

¿De qué hablan en la comida con Chicote?
De todo. Con Alberto tengo amistad desde hace tiempo y hablamos de todo, de la vida, de Star Wars... De lo que menos hablamos es de las Campanadas. Es una comida entre amigos.

¿Se come las uvas?

Quise hacerlo, pero Anne me dijo que quedaba raro, no queda limpio. Y el año pasado me las comí con la hora de Canarias. Pasa todo muy rápido. Son solo 15 minutos en directo... pero es 'el directo'. Tenía miedo de meter la pata, pero es algo muy marcado y Anne da seguridad con la experiencia que tiene. El año pasado lo viví con un cierto nervio que no quiero perder.

¿Usted corre la San Silvestre, como Anne?

Estoy invitado y no sé si lo haré.

¿Tiene supersticiones?

No tengo manías raras ni supersticiones.

¿Calzoncillos rojos?

Antes sí, cuando era más joven. Ahora, ya no.

¿Cuál ha sido su Nochevieja más loca?

Las más locas me las llevo a la adolescencia. Cuando pagabas 30 euros por una fiesta y me iba en 2001 y volvía en 2003 (risas). Las recuerdo en mi pueblo, en Alcalá de Guadaíra, en locales con mis amigos. Pero ya no he vuelto a hacer cotillones ni nada de eso.

¿Por qué los hombres no arriesgan en los trajes para las Campanadas?

Yo no tendría problema, pero, como dice Anne, nosotros no tenemos que ser los protagonistas. Prefiero que se luzca Anne, que además su vestido es muy bonito, y yo prefiero ir elegante, guapete, pero no voy a dar la nota. Prefiero dar un plazo atrás. Alberto Chicote sí arriesga más, pero en TVE hay otro tipo de línea, más clásica.

Después de las Campanadas, ¿Qué hacen? ¿Miran Twitter a ver cómo se ha vestido Pedroche?  

Yo consumo tele y me divierte verla. Ver a Alberto, Cristina... me doy una vuelta y leo todo. Lo bueno y lo malo que dicen de nosotros.

OT está a punto de volver. Tinet Rubira dijo que en las galas faltaba mala leche y que usted era muy colega de los concursantes... 

Lo que vino a decir Tinet es que estamos haciendo televisión y hay que incentivar un poco el show. No podemos hacer 'pregunta, paso a vídeo y actuación'. Más allá de eso, a mí nadie me ha dicho que coja el látigo. OT es un formato que da mucho de sí, los cambios pueden venir bien, pero yo sé poco más que lo que ha salido sobre el nuevo jurado.

De todos modos, sería raro que a mí me dijeran que tengo que ser más duro. Yo tengo las preguntas por guion y, en base a eso, improviso. Nadie me dice que pregunte algo con mala idea. Pero creo que sí es verdad que no podemos perder de vista las cosas que pasan en la Academia. Hay que llevarlas a las galas.




Informalia




Comentarios 0