La inquietante confesión de una joven en 'First Dates': "Me gusta ser borde y caer mal"

24/12/2019 - 11:49
  • Saray explicó en Cuatro qué actitud toma cuando empieza a conocer a alguien

Más noticias sobre:

First Dates celebró este lunes la Navidad con un especial de citas a ciegas del programa. Los comensales del dating de Cuatro debían llevar unos antifaces durante toda la cena que les impedían ver a sus acompañantes hasta el momento en el que tomaran la decisión final.

Y de entre todas las parejas que se animaron a buscar el amor en el restaurante de Carlos Sobera, destacaron Saray y Enrique, que sorprendieron a los espectadores con sus diferentes experiencias personales. "Dentro llevo un niño que cuando voy con mis amigos de confianza sale a disfrutar de la vida. Pero en el amor, me va flojo", empezó diciendo el catalán.

Lea también: El comentario más polémico de un comensal de First Dates: "Las tías sois asquerosas y malas entre vosotras"

Acto seguido, Enrique contó lo mal que lo pasó con el que pensaba que era el gran amor de su vida: "Me iba a casar con mi novia, con la que llevaba tres años, pero al final, con la fecha puesta y todo, me vine un poco abajo, entré en una especie de depresión y vi que no iba a ser ella", recordó. "La quería a muerte y me costó muchísimo tomar esa decisión".

Sin embargo, el momento más comentado lo protagonizó Saray, que sorprendió a los espectadores con una inquietante confesión: "No me considero una chica simpática, es más, me califico como borde porque cuando conozco a alguien me gusta serlo y caerle mal", aseguró en unas inesperadas palabras.

"Soy una persona muy fría, no me gusta que me toquen, me besen ni nada. Prefiero ser yo la que dé el primer paso. Pero pasado un tiempo, si ese chico me gusta de verdad, al final termino siendo yo la que da más y la que se enchocha un montón por esa persona", terminó reconociendo antes de que ambos comenzaran una velada que fue viento en popa hasta el final, momento en el que ambos dijeron querer una segunda cita con el otro.

"Me gustaría poder ir al karaoke, a bailar y a muchas de las cosas que compartimos", aseguró Enrique a las cámaras de Cuatro. Saray enseguida se mostró de acuerdo con él: "Me ha caído muy bien, parece un chico muy simpático. A ver en qué más podemos coincidir".




Informalia




Comentarios 0