La aplaudida lección de un chico con VIH y su cita en 'First Dates': "Falta mucha visibilidad"

3/12/2019 - 10:47
  • El programa de Cuatro se lleva el aplauso de los espectadores por su ejemplo de tolerancia

First Dates vivió este lunes una de esas citas que serán recordadas. El programa presentado por Carlos Sobera, y un chico portador del virus del VIH, dieron una lección de visibilidad en su encuentro con otro chico cuya historia personal también conmovió a los espectadores del dating de Cuatro.

Antonio, un sevillano de 35 años, comenzó explicando que su vida dio un giro de 180º cuando descubrió que era seropositivo. El joven dejó su profesión de maestro para marcharse a la India a convivir con varios monjes budistas. "Tuve una crisis de valores importante. Al saber que era seropositivo, que soy portador del VIH, tuve una crisis personal bastante grande que desembocó en un proceso de desarrollo personal muy bonito", contó a Carlos Sobera.

Lea también: La reacción de una comensal al saber que su cita de First Dates es poliamorosa: "Tengo dos relaciones a la vez"

Antonio aseguró que todos los miedos que tenía ("a la privacidad, al rechazo o al qué dirán") y que trataba de esconder se le pusieron delante con el VIH. "He pagado un poco de peaje, pero el camino ha sido tan bonito y el destino ha sido tan bello, que me ha merecido la pena muchísimo. Por una respuesta negativa que he tenido, he tenido 200 positivas", explicó el andaluz.

Carlos Sobera manifestó entonces su alegría: "Esto quiere decir que la sociedad está más sana de lo que pensábamos", dijo el presentador. Antonio se mostró de acuerdo con él, pero aseguró que aun "falta mucha visibilidad". "Se necesita que hablemos mucho de esto y que se transmita el mensaje de que siendo seropositivos, con los tratamientos que tenemos hoy en día, se llega a ser indetectable. Eso significa que es intransmisible, yo no puedo transmitirlo de ninguna manera y esto debe saberse", informó a la audiencia del programa. 

"No todo el mundo está preparado, pero debemos ser visibles. Solo con la visibilidad es cuando la gente nos entenderá", aseguró Antonio antes de conocer a su cita, también llamado Antonio Manuel. 

Este, también de 35 años y de Sevilla, sorprendió a todos al compartir su historia personal: "Yo he sido afortunado, he sido un chico querido. He estado casado dos veces. Primero con una chica, que fue el amor de mi juventud, y luego me casé con el que ha sido el amor de mi vida, que fue mi marido. Falleció después de tres años de relación por una enfermedad, por cáncer. Y desde entonces, he estado dando bandazos en el amor", aseguró. 

La velada entre Antonio y Antonio Manuel fue todo un ejemplo de tolerancia y empatía y el segundo no tuvo ningún problema al saber que su acompañante era portador del VIH. "¿No te supone nada?", se interesó el primero. "No, es que yo de más joven iba a una fundación a dar clases en las escuelas y demás. Es algo de lo que voy informado", desveló Antonio Manuel. 

"Estamos aquí gracias a la visibilidad"

Antonio explicó que después de todo, esta circunstancia se ha convertido "en mi mayor fortaleza". "Lo primero que me dijo el médico es que me iba a morir de viejo. Pero luego venía la parte social. Ahí venía el mayor miedo. Y también lidiar con el rechazo. Me han rechazado varias veces por esto", declaró minutos antes de bromear que después de todo, le han rechazado más por ser vegetariano que seropositivo. 

"Estamos aquí gracias a la visibilidad. Como persona homosexual y joven, tengo tanto que agradecer a la gente que ha dado la cara por mí hace 20 o 30 años. Yo lo he tenido más fácil por los palos que se llevaron los anteriores. Yo decidí que esta iba a ser mi lucha, lo que yo iba a darle a la sociedad", aseguró Antonio, que en el momento de la decisión final dijo querer una segunda cita con Antonio Manuel.

Este se mostró de acuerdo y cerraron su segundo encuentro para una clase de yoga en los días posteriores a la cita: "Pese a las diferencias que podemos tener, creo que tenemos vivencias que nos pueden unir mucho", afirmó el joven mientras las redes sociales se llenaban de aplausos hacia los protagonistas y hacia el dating de Cuatro. 



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.