Insultos contra Gonzo durante la grabación de 'Salvados' en Bolivia: "¡Váyanse a su país, cabrones de mierda!"

2/12/2019 - 10:55 | 11:18 - 2/12/19
  • El presentador de La Sexta, recibido a insultos en las calles de La Paz y El Alto

Gonzo protagonizó este domingo su primer bombazo internacional en Salvados con la entrevista en prime time a uno de los personajes políticos más buscados del momento: Evo Morales. El presentador de La Sexta viajó hasta Bolivia para palpar la tensión que se vive entre la población y hasta México, donde se encuentra exiliado el exmandatario andino.

El gallego recorrió algunas de las principales calles de La Paz y El Alto junto al periodista Fernando Molina, que le intentó explicar cual es la situación de confrontación que se vive entre los que piensan que en Bolivia a habido un golpe de Estado y los que acusan a Morales de ser un tirano y de haber perpetrado un fraude en las elecciones.

Lea también: Gonzo desvela a Broncano cuánto dinero tiene en el banco: "Pa ser tan rojo, bien que está forrao"

Enseguida, Gonzo vivió en primera persona la tensión de la que le hablaba su compañero, pues fue increpado por varios ciudadanos que intentaron interrumpir la grabación del programa: "¡Váyanse a su país, cabrones de mierda!", le gritó un hombre que se plató frente a la cámara mientras un grupo de mujeres se enfrentaban a él pidiéndole que no amedrentara a la prensa. 

Poco después, mientras intentaba entrevistar a otra mujer, un grupo de personas boicoteaban a Gonzo al grito de "fraude" y "diga la verdad". El periodista intentaba a su vez preguntarles a todos los motivos de sus palabras. "Un momento, si deja de gritar yo le pregunto por la verdad", le pidió Gonzo a una mujer que no paraba de gritarle a la cara. "Dice que me van a entrevistar, soy Melissa Ibarra, vamos a ver si lo va a poner. Tómeme foto y fílmeme, por favor", decía enfadada la chica, que se definía como "activista, feminista y animalista".

Según Ibarra, Evo Morales ha sido "un tirano y un dictador que a punta de bala, de dinamita, de mentiras y de fraudes, ha querido el poder". Acto seguido, la entrevistada señalaba que las muertes que se han producido desde que se desatara el conflicto no han sido con balas de los militares sino "de calibres chicos que tiene la gente".

Sus palabras hicieron explotar a otra mujer, que interrumpió la entrevista para encararse con ella. Ambas comenzaron a enzarzarse en una fuerte discusión y Gonzo pidió a su cámara que dejara de grabar. Minutos después, el presentador entrevistó a la segunda mujer, que aseguró que "es mentira que los militares no hayan matado": "La Policía ha baleado a mi hijo", sentenció en un duro testimonio.



En Portada



Informalia




Comentarios 2

#1
02-12-2019 / 15:25
Smirt
Puntuación 1
A FavorEn Contra

Gonzo es un saco de estiércol; todo lo que le digan me sabe a poco...

#2
02-12-2019 / 21:16
Incrédulo
Puntuación 2
A FavorEn Contra

Gonzo, eso no es España. Ahí no puedes ir jodiendo a los entrevistados para crear audiencia. En ese país, simplemente te pueden matar. Bolivia es como os gusta a vosotros, de izquierdas. Quédate a vivir ahí, y de camino te llevas a Wyoming.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.