Boris Izaguirre saca los colores a Gonzalo Miró al recordarle su romance con Malú: "Era un tema tabú"

2/12/2019 - 10:20
  • El venezolano sonroja al colaborador de 'Liarla Pardo' recordando su noviazgo

Cristina Pardo recibió este domingo la visita de Boris Izaguirre. El venezolano acudió al programa de La Sexta pocos días después de la gran final de Masterchef Celebrity 4 en la que logró una preciada cuarta posición. Allí, fue entrevistado por la periodista y se sometió a 'Divino o infernal', un juego propuesto por Gonzalo Miró.

El colaborador de Liarla Pardo pidió a Boris que calificara de 'divino' o 'infernal' una serie de imágenes de la actualidad de nuestro país. Una de ellas fue la de Albert Rivera con su famoso "aún huele a leche" al perro Lucas que Ciudadanos sacó a la desesperada en campaña para frenar su inevitable batacazo en las elecciones. 

Lea también: Tensión entre Cristina Pardo y el portavoz de la Fundación Franco: "Me gustaría irme sin que me ofendiera"

Izaguirre bromeó entonces con que Albert Rivera realmente se había metido en política "para hacerse famoso" y llegar a salir en la portada del Hola. Fue en ese momento cuando habló de su relación con Malú. "Boris y yo es un tema que tenemos muy trillado", comentó Miró, que no se esperaba el aprieto en el que le iba a poner su compañero.

"Hombre, lo hablamos muchas veces, sobre todo cuando él fue novio de Malú", dijo con naturalidad el venezolano provocando el sonrojo de Miró. "Era un tema tabú hasta que ha venido él", respondió apurado el tertuliano. "Es que has ido directo al jardín", comentó Pardo, que intentó sonsacar sin éxito a Boris una anécdota sobre uno de sus cumpleaños. Miró hizo un esfuerzo por evitarlo y dio paso a la siguiente imagen para zanjar el comprometido tema.



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.