Edurne: "He descubierto a una Isabel Pantoja buena compañera, amiga y muy trabajadora"

16:04 - 25/11/2019 | 08:57 - 26/11/19
  • ECOTEUVE.ES charla con la cantante, jurado de Got Talent y también Idol Kids

  • "Si algún día me proponen presentar las Campanadas, yo estaría encantada", dice

"Después de cuatro entregas, una se pregunta si todavía queda talento. Y sí, lo hay". Edurne inicia con "mucha ilusión" los directos de Got Talent, con la primera de las cuatro semifinales que Telecinco emitió este lunes.

Pero además de Got Talent, a Edurne se le acumulan los proyectos de televisión: ya ha grabado Idol Kids y sigue con su faceta de actriz en Servir y proteger a lo que se unirá la emisión del cameo que hizo en LQSA. Solo le quedaría presentar un año las Campanadas. "Si me lo propusieran, estaría encantada", asegura a ECOTEUVE.ES.

Lea también: Un concursante acusa a 'Got Talent España' de "estafa" y el programa da explicaciones

El nivel de las audiciones ha sido altísimo. ¿Qué balance hace?

Pues sí. Creo que es de las ediciones más completas que hemos tenido. Después de cuatro entregas, uno se pregunta si todavía queda talento. Y sí, lo hay. Para las semifinales, ha sido muy complicado hacer una selección de todos los que síes que hemos dado y los cuatro jueces nos tenemos que poner de acuerdo y ya te podrás imaginar... 

¿Llegan rápido al consenso en ese 'cónclave'?

A Risto le sobraban plazas (risas). Al final todos tenemos que ceder porque intentamos coincidir en una, pero es complicado. Tenemos que ir equilibrándonos. A veces cuesta, pero lo conseguimos con más o menos horas.

¿Y qué miembro del jurado cede más?

Yo creo que Paz Padilla. Pero el que más complicado y el que más nos cuesta de arrancarle el 'sí' es Risto. 

Se decantó por dar el pase de oro a una espectacular actuación de magia. ¿Por qué?

Sí. Yo jamás hubiese pensando darle un pase de oro a la magia. Es verdad que mi evolución con la magia en Got Talent ha ido creciendo, pero no era muy inocente y no veía los trucos. En este caso, me dejó sin palabras y me dio hasta miedo de decir 'es que no sé como pudo hacer eso'. Me emocionó y tengo mucha ilusión por los directos.

Terminó las audiciones con lágrimas por el enfado de Risto. ¿Cuánto hay de verdad y de ficción en Got Talent?

Me hace gracia porque la gente me dice que lo tenemos guionizado. Te puedo asegurar que lo que se ve es verdad. No tenemos guion, no tenemos pinganillo ni nada que nos diga qué tenemos que hacer. 

Pero hasta amenazó con irse del programa para siempre... ¿Iba en serio?

Yo a día de de hoy no sé si se va a presentar esta noche o no. Estamos en ese plan. Yo por lo menos no tengo ni idea, he preguntado y no han sabido decirme. Yo espero que reflexione, que venga y que realmente valore poder disfrutar de todo el talento que tenemos. Risto es un pilar superimportante del programa y me daría mucha pena que se fuera. Reímos, discutimos... somos un poco la pareja de Got Talent.

Después de haber hecho pleno y haber ganado a La Voz Kids, ¿se llega a los directos con una sonrisa extra?

Al final estoy contenta porque es un programa que se hace con tanto cariño, que tenemos un equipo detrás trabajando tantísimas horas y con tanta dedicación. Siempre que haya programas que apoyen la cultura y la música, bienvenido sea. A mí no me gusta verlo como competencia, sino como compañeros, aunque siempre gusta que tu trabajo sea el más visto, pero no a costa del resto pensando en que le va mal.

Pasemos a Idol Kids. ¿Cómo fue la experiencia?

Como dice Isabel Pantoja, la experiencia ha sido MA-RA-VI-LLO-SA. Ha sido un poquito duro porque es difícil juzgar a los niños y decirles un 'no'. Pero ha sido muy gratificante y sorprendente, porque después de tantas ediciones de Got Talent he visto tantos talentos, incluso en niños, siempre te surge la duda de '¿me sorprenderán de verdad?'. Hemos visto de todo tipo de estilos musicales, hasta un niño que cantó una jota. 

Por otra parte, el jurado nos hemos compenetrado muy bien. Somos tres artistas diferentes, con estilos muy distintos y ver cómo compartíamos nuestro criterio ha sido precioso. Nos hemos entregado mucho, desde Carlos Jean a Isabel, que se emociona, sale a cantar, a bailar...

Como buena folclórica. 

Así es. Es que no te imaginas la cantidad de niños que han venido cantando coplas que hasta yo, que no es un estilo que domine, me ha emocionado.

¿Trabajar con Isabel Pantoja le ha permitido que se creara una opinión diferente a la que podría tener de antes?

Yo no la conocía de antes, aunque sí he seguido su trayectoria. ¿Quién no ha cantado una canción suya? Yo soy una persona de no dejar influenciarme y juzgar antes de conocer a alguien. Yo no sé cómo será Isabel con el resto, pero conmigo ha sido una cosa increíble. Ha sido superbuena compañera, superbuena amiga, trabajadora, lo ha dado todo. Creo que vamos a ver a la Isabel más humana y que a la gente le va a cambiar la forma de verla.

En las próximas fechas veremos el cameo que hizo en LQSA, donde interpreta a una camarera del bar de Coque.

Sí, sí. Esto lo grabé antes del verano pasado y tengo muchas ganar de verlo porque fue un poco caótico. Me reí tanto, de esto que te tienes que aguantar la risa y de decir 'ayudadme, no os reíais' porque me contagiaban...

Ahora está en Servir y proteger. ¿Con qué faceta se siente más identificada, con la de cantante o con la de actriz?

Siempre he dicho que para mí la música es lo más importante, la base y el pilar de mi profesión. Pero mientras lo pueda compaginar con otras cosas, bienvenido sea, desde presentar programas como Todo va bien hasta ser jurado. El mundo de la tele es un medio que no contaba con él, pero he descubierto que me siento muy cómoda y con el que me gustaría seguir compaginándolo. 

Hasta la oportunidad que me dieron en Servir y proteger no había tenido un papel fijo, entonces, me está sirviendo de un máster. Además, me parece muy importante la imagen y la visibilidad que se le da a la mujer.

¿Qué le queda por hacer en Telecinco? ¿Se animaría a participar en un reality como Supervivientes?

Eso lo veo complicado porque yo soy muy aventurera, pero el no dormir en una cama y no comer bien, lo llevaría bastante mal. Pero nunca se sabe. De momento, estoy feliz con los programas que estoy haciendo. Reality no lo sé, tampoco me lo he planteado. 

Las Campanadas están a la vuelta de la esquina, ¿le gustaría comerse las uvas con Jesús Vázquez? ¿Se lo han propuesto?

A mí no me han dicho nada y me imagino que eso ya lo tendrán cerrado. Pero si algún día me propusieran dar las Campanadas, a mí me encantaría porque la vida son experiencias que te quedan y esta sería una de ellas. Yo encantadísima. Si algún día surge, ahí estaré, desde la Puerta del Sol o donde sea.

Ha vuelto a la música después de un parón lanzado Demasiado tarde y No vives por mi, singles de su próximo disco. Este último tema cuenta su hartazgo. ¿Cómo se sintió?

Yo llevaba muchos años en la música, pero necesitaba un parón porque llega un momento que quería hacer lo que a mí me apetece y de la manera que yo quiera. Estaba en el final de un camino, que tenía que parar y reflexionar el tiempo que hiciese falta. El siguiente paso que fuera a dar en el mundo de la música tenía que ser de verdad cómo yo quería y como yo lo sentía.

Fueron cuatro años, me hubiera gustado que fueran menos, llegó Demasiado tarde, llegó un equipo nuevo de management. Ahora realmente puedo decir que estoy haciendo lo que quiero, que estoy feliz e ilusionada. 

Demasiado tarde está arrasando en reproducciones YouTube...

Sí. Al final siempre tienes una incertidumbre de si ese nuevo camino, va a llevar contigo toda tu gente o les va a gustar. Aunque yo sepa que esté bien, siempre intentas que guste. 

Y no vives por mi refleja y hace resumen de lo que he tenido que vivir estos años, de gente que te dice cómo tienes que hablar, qué tienes que hacer... Y se lo quiero transmitir a todo el mundo. Nosotros somos los dueños de nuestra vida y tenemos que decidir qué hacer y cómo lo queremos hacer, y que nadie viva por nosotros.




Informalia





Comentarios 0