Programas

La pulla de María Teresa Campos a 'Sálvame' desde Antena 3: "Hay gente a la que le gusta ser el enemigo"

  • La presentadora y su hija Terelu saltaron a la competencia de Telecinco

María Teresa Campos y Terelu fueron las invitadas de honor del estreno de Arusitys Prime, el nuevo programa de Antena 3. Sin embargo, a pesar del morbo de ver a madre e hija en la cadena rival de Telecinco, el espacio presentado por Alfonso Arús vivió su puesta de largo con un flojo 9,1% de share frente al liderazgo de Perfectos desconocidos en el canal principal de Mediaset.

Las Campos fueron las protagonistas de una sección llamada Ida y vuelta en la que debían entrevistarse mutuamente la una a la otra. La expectación sobre si harían algún tipo de alusión a Telecinco era máxima -más aún teniendo en cuenta que Terelu aún trabaja como colaboradora de Viva la vida- y, finalmente, no defraudaron. 

Lea también: Antena 3 descarta fichar a Las Campos: "Vienen de invitadas; no hay más proyectos"

Y aunque en ningún momento las presentadoras nombraron explícitamente a nadie, terminaron soltando varios comentarios en forma de dardo a la cadena de Fuencarral. Todo comenzó cuando Terelu preguntó a María Teresa si los enemigos se heredan, a lo que esta respondió que sí. "Pues negro futuro le está dejando a su hija", comentó Alfonso Arús entre risas.

Terelu quiso insistir con esta cuestión e intentó sacar alguno de esos rivales que ha generado su madre durante su trayectoria profesional. "Lo que se me ha venido a la boca no lo voy a contestar", dijo María Teresa contenida. No obstante, soltó un dardo en clara alusión a Sálvame: "Hay enemigos que uno comparte con mucha gente porque hay gente a la que le gusta ser el enemigo", soltó la presentadora.

"Aún así, a veces quien crees que es tu enemigo no es tu enemigo, tal vez es sólo un ignorante", remató la malagueña. "Eso es a lo que yo llamo soltar la pullita", respondió Terelu. A pesar de todo, en otra de las preguntas de la entrevista, ésta preguntó a su madre si, para ella, decir lo que ha pensado ha tenido un precio. "En un momento me di cuenta de que había que contar hasta 10 o hasta 20 o 25. Y ahora me como hasta la lengua", sentenció ante las risas de Arús y de su hija.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin