La drástica decisión de Broncano: 'La Resistencia' despide uno de sus clásicos

15/11/2019 - 20:00
  • El programa de #0 sorprendió a sus seguidores con un giro inesperado

La Resistencia ha dado 'el pelotazo' con los dos programas especiales que ha grabado esta semana en La Caja Mágica con Gerard Piqué. Movistar+ encontró en el late night de #0 la fórmula perfecta para promocionar la Copa Davis que emitirá del 18 al 24 de noviembre a través de #Vamos.

David Broncano y su equipo montaron una auténtica fiesta que culminó este jueves con un torneo de tenis entre el humorista y el defensa del F.C. Barcelona. Ambos capitanearon sus respectivos equipos, formados por rostros habituales del programa, como Arturo Valls, Raúl Cimas o Ingrid García Johnson, y tenistas profesionales, como Granollers, Carreño, Diego Schwartzman, Andrei Rubliov y Olga Sáez. Jorge Ponce, por su parte, ejerció como juez de silla tomando decisiones polémicas a la par que desternillantes.

Lea también: La Resistencia de Broncano saldrá de nuevo a la calle tras el éxito del especial con Piqué en La Caja Mágica

Sin embargo, una de las grandes sorpresas de la noche llegó en los últimos compases de la emisión. Ricardo Castella se dirigió a las más de 1.500 personas que acudieron como público para anunciar una drástica decisión: la 'muerte' de ¡A por el bote!, uno de los cánticos que ha popularizado La Resistencia tras parodiar a La Ruleta de la Suerte.

El codirector del programa pidió a las gradas que encendieran las linternas de sus móviles para acompañar un tema que había compuesto para despedir al cántico. Castella anunció que esa sería la última vez que se cantase ¡A por el bote! y advirtió de que si se volvía a entonar en el programa, el equipo de edición lo iba a eliminar de su emisión final en Movistar+.



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.