Un cambio en la mecánica de 'El Tirón' provoca el 'rechazo' de un concursante: "No quiero"

14:52 - 14/11/2019
  • Christian Gálvez anuncia que van a apretar aun más a Rafa y Orestes

Pasapalabra dejó ser emitido tras una sentencia del Tribunal Supremo en la que les obligaba a dejar de hacerlo. Asimismo, Mediaset creó El Tirón, programa presentado por Christian Gálvez y con una duración de 20 minutos. Sin embargo, este espacio no consigue atrapar a la audiencia del mismo modo que lo hacía su antecesor.

La mecánica obligaba a que los concursantes acertasen un mínimo de 20 preguntas para poder seguir en el programa aunque no hayan ganado el bote. No obstante, la audiencia criticó que son muy pocas y que siempre están concursando los mismos.

Lea también: Nuevas críticas a Cristina Pedroche por su sección en 'El Hormiguero': "Vergüenza ajena"

Es por ello que la mecánica del programa ha cambiado y así se lo ha hecho saber el conductor del programa a Orestes y Rafa: "Os veo cómodos, en ocasiones bastante sobrados. Ya es la tercera semana que estamos en emisión, aquí en Telecinco, con El tirón, y tengo que daros una noticia".

Aumenta la dificultad para permanecer en El Tirón

"A partir de ahora vamos a cambiar el número mínimo de aciertos para repetir en el programa debido a la comodidad... ¿vais sobrados, no? Antes estaba en veinte y lo vamos a subir a veinticinco" prosiguió el que fuera presentador de Pasapalabra.

Los concursantes expresaron lo que pensaban acerca del cambio. Orestes se lo tomó con deportividad y sin poner mayor impedimento. No obstante, Rafa se quejó: "No quiero". Christian Gálvez siguió la broma con el concursante expresando que "ese 'no quiero' suena a '¿ah no? Pues sino para cenar, sino desayunar, sino para comer...".



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.