Irene Junquera desvela su problema de salud: "Tengo un tumor en la cabeza"

23/10/2019 - 9:30
  • La periodista explica que es "benigno" pero tiene que medicarse "para siempre"

Irene Junquera ha tenido un paso polémico por GH VIP. La periodista, que a veces se ha sentido incomprendida por sus compañeros, relata algunos aspectos de su vida privada que podrían explicar algunos de sus comportamientos dentro de la casa de Guadalix.

"Un accidente que tuve de pequeña me ha marcado mucho. No puedo estar parada, siento que se me va la vida", explica. "Me hice una lesión en la espalda, una fisura que se desplazó. No me podían operar porque era pequeña y estuve dos años en observación, con un corsé", dice en Lecturas

Junquera también se confiesa muy nerviosa. "Tengo una ansiedad de caballo y hago mucho deporte para canalizarla", relata la periodista. 

Lea también: Irene Junquera explica su relación con Alba Carrillo: "Me gustan los hombres"

Además, Junquera explica que tiene claustrofobia. "Lo he pasado mal cuando nos encerraban en el confesionario. Tengo un microadenoma en la hipófisis. Es un tumor benigno muy pequeño en la cabeza que no tiene más problema salvo que me tengo que medicar para siempre", confiesa la presentadora en la revista Lecturas. "Eso ni crece ni nada, me tienen que hacer una resonancia magnética cada año más o menos". 

Por otra parte, Junquera también está marcada por su infancia. "No era consciente de que no soporto las tensiones", dice la presentadora, que encuentra explicación en sus primeros años de vida. "No eran situaciones graves, pero tengo recuerdos de muchas discusiones entre mis padre, tenían un carácter muy fuerte. Mis hermanos eran adolescentes y también discutían", relata.



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.