Yurena, destrozada por la muerte de su madre, Margarita Seisdedos: "Hubiera dado mi vida por ti"

10:00 - 22/10/2019
  • La madre de la cantante, que estaba enferma de Alzheimer, fallece a los 91 años

Margarita Seisdedos, madre de la cantante Yurena, ha muerto a los 91 años. Su hija está "rota" pero ha querido mandar unas sentidas palabras a la persona que siempre ha estado a su lado. 

"Hoy mi vida ha estallado por los aires en millones de pedazos imposibles de recomponer. Mi alma y mi corazón se han partido en millones de trozos. Hoy me siento morir", ha escrito Yurena en un conmovedor mensaje que ha colgado en las redes sociales. 

"Mi luz, mi Estrella, mi vida, mi ángel, mi reina, mi aliento, eso has sido para mí, mamá , desde que nací hasta tu último aliento. Siempre permanecerás en mi alma y en mi corazón, hasta mi último suspiro en esta vida. Nada volverá a ser igual, estoy totalmente rota, y nada podrá recomponer las piezas de mi vida", continúa el texto que Yurena ha plasmado en Instagram.

Yurena: "Has sido la mejor mamá del mundo" 

"Te he querido, te quiero y te querré con toda mi alma, más que a mi propia vida, hasta el final de mis días. Hubiera dado mi vida por salvar la tuya. Has sido la mejor mamá del mundo y estoy orgullosa de ti hasta el infinito. Te quiero con locura, mamá", termina el mensaje.

Yurena explicó recientemente que su madre Margarita estaba enferma de Alzheimer. "Mi madre está ingresada y el pronóstico no es alentador. Ella ahora mismo no tiene memoria. Está en una fase de alzheimer severo. Es mi madre, es la persona a la que más quiero. No sé el tiempo que la voy a tener y yo estoy destrozada", decía hace solo un mes




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.