Ana Morgade, irreconocible en Instagram al transformarse en... ¿Ana Rosa Quintana?

16/10/2019 - 18:43
  • La locutora de Europa FM arrasa en redes sociales con un extraño parecido razonable

Ana Morgade ha revolucionado Instagram los últimos días con una fotografía, en la que gracias a uno de los filtros de la aplicación Snapchat, la ahora locutora de Yu: no te pierdas nada ha conseguido que se parezca a Ana Rosa Quintana.

Como si hubiese tratado por el clonador de Tu cara me suena, el filtro 'señora' que utilizó Morgade modificó de tal forma su peinado que la comparación con la presentadora de Telecinco es evidente.

Lea también: Anna Simon confiesa cómo le gustan los hombres y provoca el silencio más incómodo de 'Zapeando'

"¿Os he comentado ya que a mí el filtro 'señora' de Snapchat me convierte en Ana Rosa?", se pregunta en la publicación que ha sumado casi 16.000 me gusta durante estos días.

Ana Morgade fue uno de los rostros que abandonaron Zapeando. La colaboradora dejó el programa de La Sexta junto a Frank Blanco y Chenoa. Dani Mateo llegó como nuevo presentador mientras que Cristina Pedroche, Quique Peinado y Miki Nadal continuaron.



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.