El dueño de Magrudis agrede a un reportero de Cuatro y le roba una cámara

10/10/2019 - 13:07
  • 'En el punto de mira' enseñó el ataque del empresario al equipo del programa

En el punto de mira emitió este miércoles una entrega titulada El señor de la Listeria. El programa de Cuatro puso el foco en José Antonio Marín, dueño de Magrudis, la empresa de carne mechada que ha ocasionado un brote de listeriosis que ha afectado a más de 200 personas. Todo ello, después de que se declarara la emergencia sanitaria el pasado 15 de agosto.

Varios reporteros de Mediaset se desplazaron hasta Sevilla, donde se encuentra la nave precintada de la empresa. Allí, encontraron una puerta trasera en la que descubrieron una furgoneta cargada con carne custodiada por la Policía Local. En un momento dado, un empleado salió de las instalaciones y la reportero le siguió preguntándole que hacía en ese lugar. 

Lea también: La familia Franco denuncia a En el punto de mira por injurias y calumnias

El hombre en cuestión evitó responder a la periodista, que decidió volver a la parte trasera al ver pasar un coche. En él llegaba el dueño de la empresa, que no dudó en encararse al equipo de Cuatro al ver que le estaban grabando. "Que os vayáis", gritó el responsable negándose a declarar. 

"¿Os vais a marchar de mi casa?", insistió el empresario que, al ver que no le hacían caso, comenzó a empujar de forma violenta al cámara, al que robó en el forcejeo un dispositivo de grabación 360º. El vehículo del que se había bajado arrancó y comenzó a desplazarse marcha atrás provocando un gran susto a los reporteros. "Cuidado, que nos atropella. Cuidado, que están chalaos", advirtió la periodista.

Finalmente, la reportera denunció el robo a los agentes de la policía que allí se encontraban y estos entraron en la nave logrando recuperar la cámara que le habían quitado. No obstante, esta se encontraba totalmente rota. "Vamos a ver si podemos salvar las imágenes del propietario intentando agredir a mi compañero", afirma la periodista en un reportaje que se grabó poco antes de que Marín, dueño de Magrudis, fuera detenido.




Informalia




Comentarios 0