'Masterchef' vuelve a despellejar y desplumar animales y le cae una nueva lluvia de críticas

19/09/2019 - 11:38
  • El talent culinario de La 1 desoye las recomendaciones del defensor del espectador

El pasado mes de agosto, Ángel Nodal, defensor del espectador de TVE, recomendó a Masterchef que dejara de despellejar y desplumar animales ante las cámaras: "Provoca rechazo", aseguró. Pues bien, en la segunda gala de la edición, el programa volvió a desollar conejos y perdices provocando una nueva ola de críticas.

El concurso de La 1 se trasladó para la prueba por equipos al Castillo de Belmonte, en Cuenca, donde los aspirantes tuvieron que elaborar un menú inspirado en la Edad Media. Así pues, perdices en escabeche o conejo asado con verduras fueron algunos de los platos que los famosos tuvieron que cocinar.

Lea también: La sobrada de Pepe a Marta Torné en Masterchef: "Si piensas que por ser mona llegarás más lejos, te equivocas"

Sin embargo, para realizarlos, los equipos no disponían de cocina eléctrica, ni utensilios actuales, ni la carne ya preparada, por lo que tuvieron que cocinar como si estuvieran en la época en la que intentaban situarse.

De este modo, los concursantes tuvieron que despellejar a los animales con sus propias manos, lo que generó una nueva lluvia de críticas por parte de los seguidores del formato. "Qué innecesario", fue el comentario más repetido por el público. 

"Potenciar el espectáculo así es innecesario"

Ángel Nodal advirtió el pasado mes de agosto al programa de que "potenciar el espectáculo con este tipo de pruebas es absolutamente innecesario y provoca el rechazo de parte de la audiencia" de la cadena pública.

El pasado año, el Defensor de la Audiencia recibió varias quejas por la utilización de una anguila viva en una prueba de MasterChef Junior, que cuestionaba la idoneidad de que se obligue a los niños a matar el animal. "Es evidente que este tipo de imágenes hiere la sensibilidad de parte de nuestra audiencia", afirma.

Ángel Nodal confiaba entonces en que los responsables del programa tuvieran en cuenta las consideraciones de las personas que se habían puesto en contacto con su oficina. "En primer lugar, porque para la realización de la prueba no era imprescindible mostrar a la anguila viva y en segundo, porque al hacerlo, se alimenta innecesariamente la polémica sobre si se utilizó al animal como parte del espectáculo", argumentaba el Defensor.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.