La mujer de Juan Ignacio Blanco da la cara por primera vez y habla de los últimos días del periodista de Alcàsser

16/09/2019 - 16:53
  • Carmen Albert del Castillo fue entrevistada por Carmen Porter en 'Cuarto Milenio'

  • "Si se quedó con una copia o no, no lo sé", dijo sobre la presunta cinta de vídeo 'snuff'

Juan Ignacio Blanco perdió todo el prestigio que se ganó investigando el crimen de Alcàsser cuando habló de una supuesta cinta snuff que nunca vio la luz. El periodista, que cayó en el olvido tras encabezar la teoría 'conspiranoica', falleció este verano a causa de un cáncer. Su última intervención de forma pública fue en el documental que lanzó Netflix.

Con estos antecedentes, Cuarto Milenio abrió la temporada entrevistando a Fernando García, al médico forense Luis Frontela y Carmen Albert del Castillo, la viuda de Juan Ignacio Blanco, que daba la cara por primera vez.

Lea también: Luis Frontela habla de la tercera vía de 'El caso Alcàsser' y da pistas sobre el paradero de Antonio Anglés

La mujer del emblemático criminólogo que se obsesionó con Alcàsser habló con Carmen Portero de lo mal que lo pasó su marido: "Cuando acabó el boom mediático nadie quería trabajar con él. Decía que si hubiera salvado a alguna niña todo hubiera merecido la pena. A mi no lo sé si me mereció la pena".

"Me hubiese gustado que Alcàsser no hubiera estado en nuestra vida... y así le tendría aquí", dijo emocionada. "Todo ese sufrimiento le llevó a tener el cáncer". Albert del Castillo dijo que Blanco dejó de tener trabajo y que todo el mundo le empezó a tachar de "siniestro". De hecho, su libro sobre el crimen fue secuestrado.

La viuda de Juan Ignacio Blanco también contó que habían recibido amenazas a través de cartas en el buzón e, incluso, temió por su vida. "Una vez nos intentaron echar de la carretera y fue muy desagradable".

Carmen Porter entrevista a la viuda de Juan Ignacio Blanco

Sobre la cinta snuff, dice no saber nada: "Si se quedó con una copia o no, no lo sé. Ni me lo dijo ni yo quería saberlo". Como último apunte, Carmen Albert del Castillo dijo que a Blanco le hubiese gustado dejar sus cosas en "orden" antes de morir.

"Fuimos a que le pusimos la radio, se quedó ingresado para ponerle una puesta a punto un lunes y el miércoles ya no era capaz. Entró en un medio coma porque le empezó a fallar el hígado", charló. "Yo no sé si querría haberme dejado dicho sobre la cinta u otro montón de cosas".




Informalia




Comentarios 0