Jordi Roca se abre con Buenafuente al explicar su rara enfermedad: "Al principio estaba resignado y abatido"

13/09/2019 - 12:47
  • El cocinero sacó el lado positivo de su situación en el programa de #0

Jordi Roca, reconocido cocinero de El Celler de Can Roca, lleva desde 2016 sufriendo una enfermedad neurológica llamada distonía que le ha dejado afónico de forma permanente. El chef ha reaparecido en Late Motiv para explicar a Andreu Buenafuente cómo está viviendo su extraña dolencia.

En un encuentro íntimo, en el interior de una biblioteca, Roca ha aclarado que la distonía sucede después de una serie de espasmos que pueden producirse en cualquier parte del cuerpo: un pie, la cara o incluso en la boca. En su caso, le ocurrió en el cuello. 

Lea también: Stranger Things lanza su propia línea de helados creados por Jordi Roca

El cocinero recordó cómo en octubre de 2010, llegó a su restaurante para afrontar el turno de noche. Se sentó en su despachó y notó un fuerte dolor en el cuello que le dejó preocupado. Acto seguido, la cabeza comenzó a hacer movimientos que su cerebro no había ordenado. 

Según él mismo relató, los espasmos se han ido reduciendo con el paso del tiempo: "Estoy mucho mejor del cuello. He pasado mucho tiempo con el cuello muy, muy alzado, y aun cuando camino se me levanta el cuello", declaró explicando por qué la afonía continúa. "También me empezó a pasar con la voz. Las cuerdas vocales se me abren y el sonido se me escapa y no puedo controlar la fonación".

Jordi Roca contó a Buenafuente que estuvo durante mucho tiempo "buscando respuestas", ya que no entendía al 100% su diagnóstico. Así hasta descubrir que tenía una distonía, por lo que se dispuso a realizar una rehabilitación para que la fonación comenzara a dar sus frutos. "Puedo empezar una frase con voz normal, pero cuando empiezo a hablar se va. Se me abren las cuerdas, me canso muchísimo y digamos que la solución fácil para mí, para comunicarme, es hablar así, sin fonación", señaló. 

Jordi Roca: "Al principio estaba resignado y abatido"

En una aplaudida reflexión, Roca concluyó asegurando que todo esto le ha permitido entender el valor del silencio: "Yo me vi forzado a esto y aunque no era alguien muy hablador, al principio lo viví con resignación y estaba un poco abatido por esta nueva situación", empezó diciendo antes de ver el lado bueno de las cosas.

"El silencio me permite escuchar y entender a las persona de otra manera", destacó el catalán asegurando que la parte positiva de todo esto es que ahora presta más atención a los demás y que gracias a ello, saca una lección nueva de la vida cada día. 




Informalia




Comentarios 0