Maestro Joao ('GH VIP') desvela una irreconocible imagen de su pasado y todo el mundo le saca el mismo parecido

12/09/2019 - 11:41
  • El vidente ha experimentado un impactante cambio de imagen desde su juventud

Maestro Joao era uno de los grandes reclamos por parte de los seguidores de Gran Hermano VIP de cara a su séptima edición en Telecinco. Y aunque su nombre había sonado con fuerza durante las últimas semanas, el reality lo terminó haciendo oficial este miércoles durante la primera gala.

El programa provocó en su estreno un esperado cara a cara entre el vidente y Adara Molinero, y es que Joao es el actual novio de Pol Badía, expareja de la azafata en una relación que se inició cuando ambos coincidieron como concursantes en la casa de GH 17. 

Lea también: La hija de Rocío Carrasco y Antonio David debuta en GH VIP y se pronuncia sobre el enfrentamiento de sus padres

Y aunque el encuentro entre ellos acaparó toda la atención de los espectadores por la gran bronca que protagonizaron en directo, una imagen correspondiente al vídeo de presentación del Maestro Joao provocó una gran ola de comentarios en redes sociales. Tras resumir su trayectoria profesional, el adivino quiso desvelar ante las cámaras una fotografía de su pasado en la que aparecía irreconocible. 

"He hecho peluquería, cocina, he estado de camarero, he hecho acupuntura... No veas tú el cambio. Luego dirá la gente que me he operado...", declaró irónico el concursante, cuyo look en el pasado era completamente distinto al actual: con más peso, más pelo, barba, gafas y un sobrio traje de chaqueta y corbata.

El momento provocó todo tipo de chascarrillos entre el público, que le encontró al Maestro Joao un parecido más que razonable: ¿Fue en el pasado el vidente El Profesor de La Casa de Papel?




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.