Jesús Mariñas se reencuentra con Susanna Griso tras criticarla: "No me llamaste cuando me echaron"

10/09/2019 - 14:03
  • El periodista desvela el motivo de su enfado con la presentadora de 'Espejo Público'

  • "Me parece vergonzosa la campaña que hay contra María Teresa Campos"

Jesús Mariñas ha vuelto este martes a Espejo Público, programa del que ya fue colaborador entre 2009 y 2012. El espacio matinal de Antena 3 ha fichado al periodista en su estrategia de volver a apostar por el corazón para intentar recortar la brecha de audiencia que mantiene con el imbatible El Programa de Ana Rosa de Telecinco.

Mariñas se ha reencontrado así con Susanna Griso, con la que ha vivido un momento de tensión al rememorar cómo fue la polémica salida del tertuliano del programa hace siete años. "¿Has hecho memoria para recordar por qué dijiste que yo era poco amable y poco simpática?", le preguntó la presentadora, que rescató unas declaraciones de su compañero en las que no hablaba bien de ella.

Lea también: Carmen Borrego denuncia desde Telecinco una campaña de la cadena contra María Teresa Campos: "Está hecha polvo"

"Yo creo que eso fue al principio de tu incorporación al programa", empezó diciendo Mariñas. "Yo creo que no", matizó entre risas la catalana. "Sería una reacción que tuve después de algo que podías haberme provocado. Yo soy muy visceral y a lo mejor tenía que escribir esa tarde y lo escribí. No dije que fueras antipática, dije que eras poco simpática...", intentó justificarse. "Bueno, viene a ser lo mismo, ¿no?", le hizo saber la periodista. "¿Qué pasó en 2013?", insistió Griso.

"No me acuerdo... Me puedo acordar que seguro fue una reacción visceral", explicó el colaborador al tiempo que ella relacionaba sus palabras con el momento en el que "abandonó" Espejo Público. "No me fui, me echaron. Me despidieron. No deformemos la realidad", le pidió a la presentadora. "Y recalaste en la competencia", le recordó la comunicadora.

"A mí me molestó que no me llamaras por teléfono para preguntarme qué había pasado. Yo creo que esa es la verdad", le reprochó Mariñas a Griso, que intentaba hacer memoria. "Te aseguro que todo esto lo estoy pensando sobre la marcha. Pero yo recuerdo que tú en aquel momento jugabas a dos bandas: estabas en Espejo Público y también hacías colaboraciones en una cadena de la competencia. Llegado el momento desde esta casa te hicieron elegir... pero es verdad que yo no te llamé. Puede ser", reconoció la periodista. "Pues esa fue la causa de mi reacción", concluyó Mariñas.

"Es vergonzosa la campaña que hay contra María Teresa Campos"

Aprovechando esta tensa situación, Cristina Fernández, colaboradora habitual del programa, señaló que ahora es tendencia sacar los trapos sucios de las presentadoras. "Van sacando ahora cosas de lo que hacía o lo que no hacía", denunció molesta. "A mí me parece vergonzosa la campaña que hay contra ella", dijo rotundo Jesús Mariñas.

"Vamos a dejarlo así, pero si no lo digo, reviento", añadió Fernández. "Cuando estás todo es elogios, parabienes, peloteo... y cuando no estás... pof. Deberíamos luchar para que no fuera así. Yo siempre digo: Eres mientras estás, cuando no estás, anda y que te den", se quejó Mariñas.

Susanna Griso quiso ahondar entonces en las críticas que se están haciendo hacia la malagueña desde Telecinco: "¿Pero qué está pasando con María Teresa? Lo digo sin conocer la historia, la he seguido por encima. ¿Tiene una campaña orquestada realmente por parte de gente que ha trabajado con ella? ¿Con qué objetivo?", preguntó. "Yo no diría que orquestada, pero es como mi caso contigo. Tenía un rencor o algo que no había digerido. Con Susanna siempre me había llevado muy bien y juro que ese fue el motivo", sentenció Mariñas.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.