El prejuicio de una comensal sobre su cita en 'First Dates': "Te falta la banderita de España en la mano"

14:35 - 17/08/2019
  • Olga no se cortó y expresó a su cita lo que pensó de él nada más verle

Las primeras impresiones en una cita son muy importantes. Y Olga dio fe de ello cuando conoció a Luis en First Dates. La comensal creía que el joven era de derechas por su apariencia física y el conjunto que eligió para la velada.

La velada transcurría como era debido hasta que Luis preguntó si Olga era de derechas o de izquierdas. La comensal soltó una risa nerviosa antes de contestar y le confesó que para ella Luis era de derechas. "Te pega ser de derechas", expresó la joven.

Lea también: La sobrada de un soltero en First Dates: He estado con 4.750 mujeres

Luis anonadado y refiriéndose a su camisa de polo rojo dijo que según su apariencia era del Partido Socialista. "Te falta la banderita de España en la mano", afirmó Olga rematando su polémica declaración. La comensal habló sobre su familia y dijo que su entorno era de derechas pero sus amigas de izquierda y por tanto no tenía una ideología política clara. 

"No soy españolito ni nada de eso, ¿sabes?", le confirmó Luis. Y a Olga le alegró porque no le gustan los chicos así. El comensal confesó que no era de ningún partido político. Olga seguía queriendo conocer sobre Luis e inmediatamente le preguntó si era exclusivamente heterosexual. 

"Que si soy de derechas... me está preocupando", detalló Luis tras la pregunta íntima de Olga quien dijo que le gustaría saber si quería cambiar de orientación sexual. Durante la decisión final los dos comensales acordaron verse una segunda porque la primera se les hizo muy corta de tiempo.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.