Dos 'haters' de Rosalía, unidas en 'First Dates' para aumentar una relación poliamorosa

10:23 - 16/08/2019
  • Patricia ya estaba con dos personas y buscaba a su tercera pareja

No es la primera vez que el poliamor hace acto de presencia en First Dates. Patricia fue al programa de Carlos Sobera para buscar a su tercera pareja y encontró la química con Sara.

"No me suelo atar, además tengo una relación poliamorosa. Estoy con una chica y con un chico", expresó Patricia ante la atónita mirada de Carlos Sobera cuando llegó al restaurante de Cuatro. La joven optó por esperar al postre para comunicar a su cita que tenía ya dos relaciones. Sara se declaró bisexual a pesar de haber tenido solo relaciones con chicos. Con las chicas, solo "líos". 

Lea también: Lidia Torrent, horrorizada con el chiste más patético que se ha contado en First Dates

La química entre las jóvenes fue inmediata, ya que las dos compartían gustos similares. Una de las cosas que más unió a las dos jóvenes fue su crítica a la cantante Rosalía. "Me cae muy mal. La odio", dijo Patricia. La otra se alegró de escuchar eso y fue un impulso más para seguir conectando. 

Hacia al final de la velada, y compartiendo postre, Patricia le confesó a su cita que tenía dos parejas. "¡Ah! ¡Vale!", respondió escuetamente Sara, que confesó que también era poliamorosa a pesar de que todavía no había tenido la oportunidad de vivir la experiencia. 

"Para mí el ver a alguien que tiene parejas y está buscando algo más me parece perfecto", comentó Sara. Para las comensales "la gente que elige monogamia es por celos y por posesividad" y añadieron que "si tienes varios amigos por qué puedes tener varias parejas". Ambas se dieron una segunda oportunidad. 




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.