Programas

Inesperada confesión sexual de una comensal en 'First Dates': "Me gusta que me den por todos lados"

  • Isabel y Guillermo protagonizaron una cita muy picante en el programa de Cuatro
  • Él se volvió loco con sus pechos y propuso hacerle un masaje "con cariño" si lo necesitaba
  • Esta madrileña reveló que le encanta el sexo intenso, "que me dejen extasiada"

Ecoteuve.es

Isabel y Guillermo provocaron que la temperatura en el restaurante de First Dates se disparara con una de las citas más sexuales que se recuerdan en el programa de Cuatro. El exhuberante físico de esta madrileña de 37 años hizo que su compañero se desmelenara por completo.

En primer lugar, porque no tuvo ningún pudor en centrar la conversación en los pechos de su pareja, después de que Isabel le confesara que se había operado: "Todavía está un poco alto, pero bueno...". "¿Estás contenta? ¿Te lo ves natural?, preguntó curioso él a lo que añadió en los totales: "Su pecho sí que me gusta porque va con su personalidad. Habrá que ver los resultados, pero tiene buena pinta".

Sin embargo, el tema pechos no se quedó ahí, ya que la joven confesó que aun sentía molestias, así que él, con toda confianza, se ofreció a echarle una mano: "Escucha, si tú necesitas a alguien que te lo masajee con cariño..." "¡Tengo la espalda!", bromeó ella a lo que Guillermo concluyó: "Da igual. Te puedo masajear la espalda y el pecho".

El cuestionario más íntimo

El mercurio rozó sus niveles históricos con un test picante que resolvieron los dos comensales. Primero tuvieron que desvelar su fetiche sexual y cómo él no sabía qué decir, ella le ayudó: "No sé, a lo mejor que te laman los pies, o yo que sé, que te coman los pezones... Alguna parte que te gusten que te toquen". Al fin, Guillermo se decantó por "el precalentamiento". "¿Sabes lo qué pasa? Que no me duráis nada", soltaba ella: "Creo que me duraría un asalto de entre dos a cinco minutos".

El clímax llegó cuando ella desveló ser pasiva en la cama: "A mí me gusta que me den por todos lados". "A mí me encanta dar por todos lados", espetó de inmediato Guillermo. A continuación, Isabel confesó que le gustaba el sexo intenso, "que me dejen extasiada". "Yo a veces a lo mejor que sí me calientan mucho, prefiero correrme enseguida y luego puedo tirarme una hora, dos horas o las que quieras echar sin problema", añadió él. Finalmente, ella decidió no tener una segunda cita.