¿Irak en Ávila?: así trajo 'Cuéntame cómo pasó' la Guerra del Golfo a España

16:36 - 6/02/2020
  • ECOTEUVE.ES descubre cómo se rodaron las escenas de Toni en el conflicto

  • La serie se trasladó a parajes de Toledo y Ávila para recrear un poblado iraquí

  • "Con el trabajo de atrezzo, vestuario y producción se logró la magia del cine"

Más noticias sobre:

Cuéntame cómo pasó ha entrado ya en la recta final de su temporada 20. Este jueves, la serie de La 1 resolverá la trama de Toni en la Guerra del Golfo después de un episodio en el que el hijo de Antonio y Mercedes acabó siendo secuestrado mientras trataba de informar del conflicto bélico en Irak para Televisión Española.

Sin duda, un gran reto para el departamento de producción de Ganga, que tuvo que trabajar a destajo el pasado verano para encontrar un lugar dentro de nuestras fronteras donde reproducir los escenarios exteriores de la guerra. Después de varias semanas localizando, el equipo de la ficción encontró una pedanía llamada Villar de Matacrabas, en el municipio de Madrigal de las Altas Torres de la provincia de Ávila.

Lea también: Un día en San Genaro: descubrimos con María Alcántara todos los secretos del barrio de Cuéntame cómo pasó

"Cuando me entregan las fotos, no daba crédito a que eso todavía existiera en el siglo XXI: un pueblo, todavía de adobe, abandonado. Había algún cabrero, algún agricultor... Aquello, con un poquito de magia, podíamos convertirlo en Irak", comenta Roberto Carvajal, director de Arte de Cuéntame, en palabras a ECOTEUVE.ES. El responsable de serie explica que aunque este episodio tenía que grabarse más tarde, decidieron rodar estas escenas en agosto para darle una ambientación aún más verosímil.

"Rodamos antes por la luz, el sol, el calor que iba a pasar el actor [Pablo Rivero] y el color de piel que iba a coger mientras se grababa. Fueron dos días de rodaje, uno de montaje y varios previos de localización", asegura Carvajal, que cuidó al máximo la escenografía con atrezzo de la época ("pusimos algún coche quemado, mucha garrafa de plástico...") y bastante figuración ("contratamos incluso un cabrero con varias cabras"). Finalmente, aclara que las escenas en el interior de las casas se rodaron los platós que la productora tiene instalados en el barrio de San Genaro.  

El grafismo completó "la magia del cine"

Por su parte, Carlos Llanos, grafista de la ficción asegura que su trabajo para estos episodios, entre otras cosas, se centró en la recreación del puesto fronterizo que tiene que cruzar Toni para entrar en Irak. "No sólo se trataba de poner carteles de prohibido el paso, hay que hacer una documentación de cómo eran, porque se arrastran cosas de años anteriores", empieza diciendo.

Lea también: La máquina del tiempo de Cuéntame: así se construyen los decorados con los que la serie viaja al pasado

"Era un puesto bastante cutre y teníamos que estar pendientes de la bandera, que había cambiado ese año al eliminar unas tipografías que tenía. Todo eso te transporta y te saca fuera de España", destaca el diseñador gráfico en alusión a unas escenas que finalmente se grabaron en un paraje de Yepes, en Toledo.

"Cuando ves el trabajo de todos: atrezzo, vestuario, producción... te provoca esa satisfacción y eso que se llama la magia del cine. Por eso a mí esta profesión me atrapó", reflexiona Roberto Carvajal, que logró efectuar un minucioso trabajo de arte y escenografía que posibilitó lo que parecía imposible: traer la Guerra del Golfo a España.




Informalia




Comentarios 0