Hilario Pino: "El veto de Vox es un error; los medios dan voz a los ciudadanos"

11:06 - 17/11/2019
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador, que estrena '¿Dónde estabas entonces?'

  • "Telemadrid siempre ha sido una televisión atrevida y valiente", reivindica

  • "Viví de forma especialmente dolorosa la desaparición de 'Noticias Cuatro", dice

Hilario Pino vuelve a Telemadrid para repasar la historia en ¿Dónde estabas entonces?, la versión autonómica del programa que presentó Ana Pastor en La Sexta. En ocho episodios, el formato producido por Newtral y que se estrena este domingo (22.00), recorre los hechos más destacados de 1989 a 2018.

"Es como una especie de carta a los Reyes Magos", dice el periodista a ECOTEUVE.ES, que recuerda con "orgullo" su etapa en Telemadrid y, en especial, la retransmisión de la caída del Muro de Berlín, hace 30 años: "Fue una demostración y una carta de presentación".

El presentador compaginará este nuevo programa con su trabajo en Atresmedia, donde participa en Más vale tarde y La Sexta Noche. Lejos queda su etapa en Mediaset y Noticias Cuatro, cuya desaparición vivió de "forma especialmente dolorosa". 

Lea también: La Sexta renueva el '¿Dónde estabas entonces?' de Ana Pastor por una tercera temporada

¿Cómo surgió la oportunidad de estar al frente del formato?

Fue una oferta de Newtral, la productora de Ana Pastor, y Telemadrid. Pensaron en mí como conductor del programa porque yo había sido el primer rostro de los informativos de la cadena y como representación de sus 30 años de historia.

¿Cómo ha sido su vuelta a Telemadrid?

Ha sido una mezcla de nostalgia, ilusión y alegría. Me he encontrado con mucha gente a la que desde hace tiempo no veía. Ha sido muy emocionante. El programa es como una especie de carta a los Reyes Magos en Navidad. 

¿Le ha permitido sacar su faceta más distendida?

Sí. ¿Dónde estabas entonces? tiene otro tipo de entrevistas e invitados. Hemos querido que sean los ciudadanos los protagonistas y son charlas más relajadas. Es un lujo poder recordar, ver imágenes en este viaje por la memoria. 

¿Con qué noticias se queda de los años que se van a repasar?

Con la caída del muro de Berlín. Fue a los pocos días de haber comenzado las emisiones de los informativos. La voluntad era hacer un informativo diferente en la forma y en el contenido, sacarlo a la calle... Y lo hicimos. Nos fuimos hasta Berlín. Aquello fue una demostración y una carta de presentación.

Luego, por supuesto, la guerra del Golfo. Telemadrid se convirtió en un canal 24 horas contando a los madrileños lo que pasaba minuto a minuto. Era un tema que, en ese momento, preocupaba a toda la sociedad.

Cuando Hilario Pino ve sus imágenes en pantalla de hace 30 años, ¿qué siente?

Esto es como cuando uno ve una foto y depende los años que tenga esa foto. Al mismo tiempo dices cuánto hemos cambiado y cómo es posible que esto haya pasado tan rápido. En mi caso es satisfacción al recordar que se hizo una cosa muy bien hecha, que gustó mucho a los madrileños y cumplía con el objetivo de una televisión pública. Siento orgullo.

Se podría decir que Telemadrid ha sido una cantera de presentadores. Por allí han pasado Ana Blanco, Antonio García Ferreras, Luz Aldama...

No solamente de presentadores, también de formatos. Telemadrid siempre ha sido una tele atrevida y valiente, que ha apostado por cosas diferentes, con cierta osadía y, a veces, con cierta insolencia. Y eso ha permitido marcar tendencia y exportar formatos.

¿Se puede decir que la autonómica ya ha superado la crisis por la que atravesó hace unos años?

Las audiencias están ahí y se ha abierto camino. Han emprendido un camino que no es fácil, pero que empieza a ver sus frutos. 

Como analizamos en ECOTEUVE.ES, la televisión generalista sigue viva ante el auge de las plataformas. ¿Cuál es su opinión?

Es obvio que la televisión generalista no ha desaparecido ni lo va a hacer. Otra cosa es que habrá que tender hacia la especialización y el futuro de las teles generalistas pasa por los grandes acontecimientos y las conexiones en directo. Esa es un gran fuerza y seguirá siendo.

Fichó por Atresmedia en 2014 y La Sexta se ha convertido en referencia de la información. ¿Qué balance hace a estos años? 

El balance no puede ser más positivo. En este momento no hay sitio mejor para hacer y contar la información que Atresmedia y La Sexta. 

Fue uno de los rostros de Noticias Cuatro. ¿Cómo vivió su desaparición de la parrilla?

Con bastante desilusión y con tristeza siempre que desaparece un proyecto informativo, sea el que sea. Yo en este caso que he pasado por Cuatro, lo viví de una forma especialmente dolorosa y triste. Ahora tienen otro proyecto y espero que les vaya muy bien. Fue una mala noticia.

Saquemos la bola de cristal. ¿Cree que saldrá adelante el gobierno PSOE - Podemos?

Ya me he equivocado tantas veces en estos meses, que no me atrevo a decir si va a haber o no Gobierno. Suceda lo que suceda, la conclusión es que sea una solución buena para los españoles. En sus manos están. Espero que los partidos encuentre algo que satisfaga a la gente.

¿Le sorprendió la dimisión de Albert Rivera en el sentido de ver a un político abandonar tras asumir sus errores?

No. La misma noche del escrutinio electoral ya se veía. Si no fue esa noche, sería en los días siguientes. Era evidente que iba a ser así.

¿Qué le parece el veto de VOX a ciertos medios de comunicación?

Yo creo que es un error. Un partido es una organización que se financia con fondos públicos y que, por tanto, cumple una función pública. No puede disciplinar a qué medios responde y a qué medios no. Los medios de comunicación representan a los ciudadanos. Nosotros les ponemos voz. Estás limitando sus derechos.

Fue criticado por sus preguntas a Pablo Iglesias durante una entrevista cuando volvió de baja por paternidad en marzo. ¿Reciben más palos los periodistas que 'aprietan' en La Sexta a políticos de izquierdas?

También recibí críticas a Pablo Casado. Está claro que los seguidores de cada partido están muy atentos a las redes, que son muy activas, y todo el mundo tiene derecho a expresarse. ¿Qué te critican? Pues, bienvenidas sean las críticas y a aceptarlas.

¿Tiene Twitter?

El Twitter que anda por ahí no es mío. Tengo uno que utilizo para recibir información y estar en contacto con la realidad pero no tuiteo.



En Portada



Informalia




Comentarios 6

#1
17-11-2019 / 13:05
Javier
Puntuación 20
A FavorEn Contra

No, los medios no dan la voz a los ciudadanos. Los medios influyen y tratan de manipular a los ciudadanos españoles. Trabajan para el exclusivo beneficio de sus propietarios. Y si son públicos...a favor del gobernante de turno.

#2
17-11-2019 / 13:58
karless
Puntuación 17
A FavorEn Contra

"Los medios de comunicación representan a los ciudadanos. Nosotros les ponemos voz".

Realmente te crees eso. Eres un ingenuo, que no, o eres un manipulador. Los medios representan la opinión de sus propietarios y están ahí para crear opinion interesada.

#3
17-11-2019 / 14:13
marisa
Puntuación 14
A FavorEn Contra

Un ejemplo de lo que son capaces los medios de comunicación. Año 2016 pone" El País"a caer de un burro al actual Presidente Sánchez. Eran los tiempos en que tenía una lucha encarnizada con la Susanita. Actualmente ustedes pueden ver el trato. Lo cual llega a la conclusión de que no pago un céntimo por comprar periódicos.

#4
17-11-2019 / 17:19
carlos
Puntuación 15
A FavorEn Contra

Claro, pero los medios de comunicación han de ser VERACES en su ingormación y no tratar a unos como extrema derecha y a otros que son extrema izquierda, tratarlos como progresistas,.

#5
17-11-2019 / 19:08
LA SESTA TELEVISIÓN ES DESINFORMACIÓN
Puntuación 13
A FavorEn Contra

¿PERO QUÉ DICE ESTE EXCREMENTO?

#6
18-11-2019 / 08:55
Son una de las cuatro patas de la dictadura
Puntuación 2
A FavorEn Contra

Los medios son herramientas de adoctrinamiento de la izquierda totalitaria. La dictadura de izquierdas se apoya en cuatro patas: adoctrinamiento de la educación pública, adoctrinamiento de los medios de comunicación, coacción por parte de los funcionarios, perros fieles de los políticos y jueces prevaricadores dispuestos a pervertir cualquier ley de forma que su interpretación sea contraria al sentido común pero favorable a la dictadura de izquierdas.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.