Jesús Calleja se resiste a entrar en política: "No quiero ser ministro, mi sitio es la naturaleza"

8:13 - 13/10/2019
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador, que vuelve a Cuatro con 'Volando voy'

  • "Los Reyes ven mi programa y se emocionaron con una de las historias que contamos"

  • "Mercedes Milá será quien será, pero es más de pueblo que nadie", dice

Jesús Calleja regresa esta noche, a las 21.30, a Cuatro con el estreno de la nueva temporada de Volando voy. El aventurero vuelve con un objetivo claro: repoblar la España vaciada. En cada entrega, el programa ideará y llevará a cabo planes para dinamizar las zonas más deshabitadas de nuestro país.

"Hace falta un turismo esperanzador, ilusionante, sostenible, que funcione y lo más importante es que los jóvenes conecten con esa idea. Vamos a ver gente muy joven que apuesta por vivir en su tierra porque es donde son felices", empieza diciendo Calleja en palabras a ECOTEUVE.ES.

Lea también: Jesús Calleja: "No se respeta lo suficiente a los políticos, se les sacude sin más y no todos son iguales"

"Tener que dejar tu pueblo porque no tienes medios para vivir es tristísimo", lamenta el presentador, que rehuye tajantemente que se plantee dar el salto a la política para llevar a cabo todas estas propuestas que tiene en la mente. "No quiero ser ministro, mi sitio está en la naturaleza", asegura. 

¿Qué veremos en la nueva temporada de Volando Voy?

Este año, estamos convencidos de que podemos encontrar nuevas ideas y echar una mano a esa España vacía que está en boca de todos. La única manera es que la gente joven encuentre algún modo de vida en las zonas rurales. Yo soy de pueblo, soy del Fresno de la Vega, en León, vivo allí y me paso el día en plena naturaleza, haciendo deporte, montando en bici y cuidando mi huerto porque, donde uno nace se enraíza. Y vayas donde vayas, esa referencia de quiénes son tus amigos y dónde está tu familia, siempre está presente. Tener que dejar tu pueblo porque no tienes medios para vivir es tristísimo y no solo por el dinero que necesitas, sino porque dejas un lugar donde te encuentras a gusto.

¿Dónde cree que está la raíz del problema?

Los ciudadanos creemos que las oportunidades sólo están en las ciudades. Desde el propio Gobierno, hasta el nivel personal de cada uno, faltan ideas, hasta que llega alguien y propone cosas fantásticas. Un ejemplo claro es el pueblo de Ainsa (Huesca). A un señor que se llama Ángel se le ocurrió montar una historia que se llama Zona 0, un centro de ciclismo centrado en el Enduro [modalidad de motociclismo al aire libre] y se ha convertido en el centro más importante de Europa. Y este año ya van por 50.000 pernoctaciones y 220.000 visitas a un pueblo que no conocía nadie y que ahora figura en todos los mapas sólo por la bicicleta. Se han abierto 14 hoteles y 50 y pico casas rurales. Yo estoy haciendo una cosa parecida en León.

¿Está ahí una posible vía para solucionar el problema?

Sí, hay que buscar nuevas formas de atraer turismo que traiga riqueza a la zona, que haga a los jóvenes quedarse y tener una oportunidad de trabajo real. Nos hemos dado cuenta de que el futuro de los pueblos pasa por una regeneración de juventud. Hace falta un turismo esperanzador, ilusionante, sostenible, que funcione y lo más importante es que los jóvenes conecten con esa idea. Vamos a ver gente a muy joven en el programa que apuesta por vivir en su tierra porque es donde son felices. Gente que se dedica al ganado, a la apicultura o que incluso monta negocios en sitios donde jamás imaginarías. En el programa, veremos en cada entrega una idea diferente de cómo se puede dinamizar una zona en función de sus posibilidades.

En una entrega anterior del programa, intentaron repoblar una de estas zonas. ¿Cómo está la situación actualmente? 

Hace ya unos años de eso y seguimos en contacto con ellos. Esos chicos que llevamos nosotros se han instalado en el pueblo, les han cedido las casas sin cobrarles alquiler, les dejan las tierras para que las trabajen, les han dejado ganado... Y son felices. Los repobladores claro que funcionan. Lo que hace falta es que cuando votemos y tengamos un Gobierno, haya un programa electoral en el que yo vea que se le dedica un tiempo a la gente de los pueblos. Sólo se habla de economía, economía, economía... Yo leo todos los programas y me interesa ver quién se ocupa del cambio climático, quién se ocupa del futuro del planeta, quién se ocupa de los pueblos... Y ya luego leo lo otro. Y si no lo cumplen, ya les castigaremos, pero que lo lleven en sus programas. 

¿Está seguro de que no quiere ser ministro?

No, por favor. Yo tengo que estar en la naturaleza, empapado, con mis bosques y mis cosas. Cada vez que salgo y vemos la naturaleza con toda su inmensidad, se nos ocurren mil opciones para cambiar las cosas. Nosotros las cogemos, hablamos con los políticos y les contamos las ideas cara a cara. Nosotros los sacamos del despacho y les llevamos a los sitios para que lo vean directamente.

¿Con qué nivel de la política soléis contactar? 

Alcaldes, concejales... nosotros enredamos a todo el mundo. A las fuerzas vivas de cada pueblo. La magia que tiene la televisión, la única magia quizá, hace que todo el mundo nos escuche. Es ahí cuando muchos quizá tienen en cuenta lo que yo digo, se paran a pensarlo. Si lo explicamos bien y si convivimos con ellos en los pueblos, esas ideas terminan funcionando. 

¿Invierte en esos proyectos que propone? 

Sí, no en todos porque no puedo. Pero en los que estoy convencido sí que lo hago, porque veo el futuro ahí. No es que lo vea desde un punto de vista económico. Es que si alguien da el paso e invierte hace que el resto me pueda seguir. Siempre intento ayudar a la gente de mi entorno. Yo con que equilibre mi balanza económica y al menos recupere lo invertido, y quede algo ahí en lo que alguien se ocupe, yo contento. 

Y tiene que recompensar también ver que ayudáis de verdad a las personas, ¿no?

Hay personas a la que le cambiamos la vida y nos escriben cantidad de correos emocionadas. El otro día nos escribió una mujer de Asturias que salió en el final de la temporada pasada diciéndonos que la habían llamado los Reyes para decirle que habían visto Volando voy y se habían emocionado con su historia. 

Así que os siguen los Reyes...

Sí, ahí nos dimos cuenta de que los Reyes ven nuestro programa. Vieron el programa y creyeron que ella era merecedora de una medalla al mérito civil. Es muy emocionante que a esa mujer le hayamos dado una de las mayores alegrías de su vida y que emocionemos también a mucha otra gente, entre ellos, los Reyes de España. 

¿No le ha cogido miedo a la bicicleta después del accidente que sufrió este año? 

Qué va. A las 24 horas estaba otra vez danzando y fui al mismo sitio al que me caí para superarlo. Yo soy Jesús Calleja, yo no puedo tener miedo. (Ríe). Tengo respeto, miedo no. 

Anunciáis para el primer programa la participación de Mercedes Milá, amiga suya y compañera ahora en Zanskar [productora de Calleja encargada del programa de #0 Scott y Milá]...

(Interrumpe) ¿Te estoy hablando de la gente de los pueblos y me preguntas por Mercedes Milá? Mercedes Milá es de pueblo como nosotros, habrá nacido donde habrá nacido y será quien será, pero es más de pueblo que nadie. Mercedes viene mucho a nuestro programa porque somos amigos y me visita de vez en cuando, me quita la caravana y se lo pasa bomba con todo el equipo y bailando con los lugareños de los pueblos. Y ya que viene, yo aprovecho y la grabo, pero es algo circunstancial, no es como en Planeta Calleja que en cada entrega hay un invitado. Aquí los protagonistas son la gente rural, son los que menos oportunidades tienen en la televisión. 

Hablando de Planeta Calleja, uno de los personajes que más ha sorprendido de cara a la próxima temporada es Ana Botín. ¿Cómo se fraguó su participación? 

Eso ya lo contaremos cuando presentemos el programa. No hay adelantos que valgan, estamos en Volando Voy. No vamos a hablar de Planeta Calleja porque siempre luego los medios desvirtuáis el titular.



En Portada



Informalia





Comentarios 4

#1
13-10-2019 / 10:11
ASQUEROSO
Puntuación 0
A FavorEn Contra

TU SITIO ES CHUPA RLES LA P OYA AL ZAPATOS Y AL SCHEZ

#2
13-10-2019 / 10:57
c
Puntuación 0
A FavorEn Contra

me parece muy sencillo

llevando las residencias de ancianos a los pueblos

una vez q ya se nutren de estos ingresos crear otras cosas ..

y rizando el rizo traer alemanes ingleses ,etc...a residencias españolas preparadas y con posibilidad de traer a sus familiares de turismo...

hacen falta guevos..no mas..

#3
13-10-2019 / 11:55
Leoi
Puntuación 3
A FavorEn Contra

Buena decisión Calleja, ya tenemos suficientes rojos progres de mi.er.da, como para aumentar la colección con otro.

#4
13-10-2019 / 13:17
PILOT - M 1966
Puntuación 1
A FavorEn Contra

tu sitio es de cajero en una sucursal del banco santander principal responsable del robo del banco popular a sus legítimos dueños chupa poyas lameculo de la defraudadora de la lista falchiani y presunta parricida