Ana Blanco, obligada a pedir perdón por un error con los diputados presos en el Telediario

21/05/2019 - 16:49
  • La presentadora de TVE se ha disculpado por la equivocación de una compañera durante su crónica

Ana Blanco se ha visto obligada a pedir perdón por la forma con la que se ha denominado a los políticos presos en el Telediario de TVE.

"Pedimos disculpas por un error en una de las crónicas en la que se ha utilizado la expresión 'presos políticos' en vez de 'presos electos' a la hora de hablar de los diputados encarcelados. Ha sido un lapsus al leer esa crónica", ha dicho Ana Blanco antes de cerrar su informativo. 

Lea también: Un hilarante fallo técnico deja en bucle a la presentadora del Telediario matinal de TVE

La periodista que ha cometido ese error también ha pedido perdón a través de su cuenta de Twitter y ha dicho que ha sido fruto de las "prisas".

"Pido disculpas porque en un momento del Telediario he dicho 'presos políticos' en vez de 'presos electos", ha comentado la periodista Alba Beas. "Ha sido un grave error que he cometido de manera involuntaria fruto de las prisas".




Informalia




Comentarios 2

#1
21-05-2019 / 17:54
No es ningún fallo, es estrategia
Puntuación 10
A FavorEn Contra

Se trata de pura estrategia de los medios de comunicación de masas que llevará a canonizar a los golpistas.

A los golpistas de ahora, se unirán los etarras y así se cerrará el santoral laico progre que cambie definitivamente el régimen.

#2
25-05-2019 / 02:56
demagogiainvolutaria dela1
Puntuación 0
A FavorEn Contra

lo unico que salva a la cobertura de eurovision en audiencias es el error de la presentadora de turno, porque si fuera por el representanteespañol nadie veria, los espectadores ven la actuacion de losganadores y demaseurovisivos por separado en cualquier plataforma digital.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.