Informativos

Pedro Piqueras se atraganta en directo al informar del volcán: "Perdón, es el polvo que se mete en la garganta"

  • El presentador sufre un pequeño percance en directo en su informativo

Pedro Piqueras continuó este jueves presentando en directo desde La Palma el informativo de noche de Telecinco para informar sobre la última hora del quinto día de erupción del volcán de Cumbre Vieja. El periodista lleva desplazado en la isla canaria desde principios de semana.

Se trata de la primera vez que la audiencia ve a Piqueras fuera del plató de Mediaset. Sorprende verle sin su traje habitual y como reportero, a apenas unos metros de una de las grandes lenguas de lava que están devorando con todo lo que encuentran a su paso.

Piqueras: "Perdón, es el polvo que se mete en la garganta"

El presentador sufrió en directo las consecuencias de la ceniza que desprende el volcán. Sucedió en los titulares, cuando estaba informando sobre el ensanchamiento de la masa incandescente. "Unas casas que, hasta ahora, no estaban amenazadas", decía mientras perdía la voz.

Piqueras se vio obligado a carraspear para recuperarla. "Perdón, es el polvo este que se mete en la garganta", dijo a los espectadores para seguir leyendo los textos que acompañaban a las colas del sumario del informativo.

Lea también: Lydia Lozano reivindica su trabajo en La Palma: "Estoy orgullosa de que 'Sálvame' me haya traído"

Efectivamente, la erupción del volcán está dejando grandes cantidades de ceniza en la zona oeste de la isla. Incluso, ya llega hasta Santa Cruz, la capital, que está en el lado opuesto. Aunque el material parece inofensivo, al pasar por las vías respiratorias pueden producir irritación, tos, sensación de ardor y congestión nasal. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.