elEconomista.es

Alberto Chicote

Cada vez más popular por su participación en el exitoso Pesadilla en la Cocina (laSexta), su nombre se ha convertido en sinónimo de exigencia máxima y buen hacer en la cocina, donde no caben las excusas. Pero, al mismo tiempo, ha mostrado un lado humano que conecta tanto con la gente que ayuda como con el espectador. Alberto Chicote es uno de los pioneros en mezclar la cocina tradicional con las técnicas más novedosas y su talento ha sido reconocido con numerosos galardones. Comenzó a estudiar hostelería a los 17 años y pronto empezaría a trabajar con los mejores restaurantes de Madrid: Lúculo, Sibaris y La Recoleta. Tras su periodo de formación, dirige la cocina de El Cenachero, donde pone en marcha su etapa más clásica. Tres años más tarde abre Nodo, un proyecto para fusionar la cocina española y la japonesa y que le valió su reconocimiento como chef. Después, compagina la coordinación de Nodo con un restaurante que sigue la misma línea, Pandelujo, al que el suplemento de ocio y tendencias de El Mundo, ?Metrópoli?, le concedió el premio al Mejor Restaurante del año en 2010. En 2006, la asociación madrileña de restaurantes y cafeterías le otorgó el premio al Mejor Cocinero del año. Antes de convertirse en chef revelación de la pequeña pantalla, participó en diferentes espacios culinarios (Canal Cocina y el Canal Caza y Pesca) y colaboró en programas de varias cadenas generalistas, además de protagonizar en 2008 ?El pollo, el pez y el cangrejo real?, documental nominado a los Goya.

Comentarios 0