Eurovisión 2019 | Suecia, Polonia y Australia sobresalen en los primeros ensayos del festival

19:11 - 6/05/2019
  • ECOTEUVE.ES hace un repaso a las primeras jornadas de pruebas en Tel Aviv

A falta de 8 días para que arranque Eurovisión 2019, más de la mitad de los países participantes ya han realizado su primer ensayo en el escenario del Centro de Convenciones de Tel Aviv (Israel).

Cada país dispone de 30 minutos para realizar ajustes tanto de microfonía como de puesta en escena. El turno de Miki llegará este viernes 10 de mayo, cuando podremos ver cómo planteará Fokas Evangelinos el despliegue escenográfico de La venda

Lea también: Consulte el especial de Eurovisión con todas las noticias sobre el festival

Sábado 4 de mayo

Este fin de semana, esbozaban sus primeras propuestas de escenografía los participantes de la primera semifinal del festival (14 de mayo). Replay de Tamta (Chipre), con una propuesta muy parecida a la de Eleni Foureira en 2018 y continuos cambios de vestuario, no pasó el aprobado para los 'eurofans'.

Fue muy comentado también el ensayo de las entrambóticas Tulia y su Pali Sie ('Fuego del amor'), en el que el 'look' folclórico contrastó con una plataforma giratoria y unos LED muy coloridos.

Domingo 5 de mayo

La jornada del domingo quedó inaugurada por el representante de Bélgica, Elliot, con su canción Wake up. El joven cantante estuvo acompañado en el escenario por dos tambores y dos bailarines, haciendo también un uso importante del LED trasero.

Un país que seguro que no dejará indiferente a ningún espectador será Australia. Kate Miller-Heidke pone el punto operístico al festival y su puesta en escena es una de las más destacadas de este año.

La cantante, junto a sus dos acróbatas, 'desafiará la Ley de Gravedad' (haciendo referencia al título de la canción, Zero gravity) sujeta a unas varas que se balancean y que tratarán de ser disimuladas por sus largos vestidos.

Lunes 6 de mayo

Armenia inauguraba este lunes la jornada de ensayos de la segunda semifinal (14 de mayo) y lo hacía recibiendo el beneplácito del público. Sbruk pisa con mucha fuerza el escenario cantando Walking out. Tanto, que en este primer acercamiento a su puesta en escena, podemos verla sola sobre el firme, acompañada sólo de algunas llamaradas.

También ha sido el turno de Suiza y Suecia, dos de las grandes favoritas para hacerse con el micrófono de cristal. Suiza ha dado grandes pistas de las cartas que jugará. Coreografía estudiada, luces blancas y rojas que rompen con la estética del videoclip de She got me y, sobre todo, algo que mejorar: la afinación de Luca Hänni.

Suecia ha demostrado con Too late for love (John Ludvik) que apuesta por la sencillez con una canción que ya parece lo suficientemente potente. Acompañado de cuatro coristas, el país escandinavo se apoya en el negro predominante del escenario y en el panel LED.




Informalia




Comentarios 0