Televisión

Alyssa Milano "desesperada por volver a sentir su lado sexual" en 'Mistresses'

  • "Culebrón de mujeres con agujeros en su vida que están intentando llenar"
Alyssa Milano, en una escena de 'Infieles'. Imagen Sony

Alyssa Milano se mete en la piel de una abogada de exitosa carrera que decide entregarse a los brazos de otros hombres en Infieles (Mistresses), una serie que la actriz define como un "culebrón de mujeres con agujeros en su vida que están intentando llenar". La producción se emite en AXN White, donde se estrenó con un mes de adelanto respecto a su emisión en EEUU.

Una buena chica que toma una mala decisión y con la que esta actriz, a la que se recuerda por su papel de Phoebe en Embrujadas, se identifica por lo mucho que antepone su trabajo a otros aspectos de su vida.

"Me parezco a Savannah en la devoción que siente por su carrera que eclipsa otras partes de su vida, y en la lealtad que tiene a sus amigas", ha dicho en una entrevista con Efe.

Savannah está a punto de formar una familia con su marido, Harry, pero sus problemas de fertilidad se han llevado el romanticismo de la relación haciendo que se sienta atraída de Dominic (Jason George), un compañero del trabajo.

Milano, sin justificar el comportamiento de su personaje, entiende que el matrimonio de la abogada "se ha vuelto monótono" y por eso "está desesperada por volver a sentir su lado sexual de nuevo".

Savannah, a la que apodan "Savi", tiene una hermana con una personalidad opuesta a la suya, pero que sin duda ayuda a que el personaje de Milano se decida a abandonar la timidez que, en principio, le caracteriza.

Josslyn (Jes Macallan), no quiere ni compromisos ni relaciones, y pasa los días de fiesta en fiesta sobre sus altos tacones. Por eso insiste Milano en que ella "era una buena chica".

Juntas ayudan a April (Rochelle Aytes), una mujer que se acaba de quedar viuda e intenta rehacer su vida sentimental mientras tiene que cuidar de una hija de diez años. La cuarta amiga es Karen (Yunjin Kim), una terapeuta que retoma el trato con las chicas después de una complicada relación con un paciente.

El drama de cuatro chicas y de sus relaciones sentimentales, aunque en Infieles, "como en la vida, hay suficiente espacio para que quepa el humor" ha aclarado la actriz neoyorkina.

Infieles es la versión americana de la serie homónima británica que protagonizaba Sarah Parish.

La actriz que hizo de enfermera en Noche de fin de año (2011), no vio la versión británica porque quería ser capaz de dar su propio toque al personaje protagonista, "sin ideas preconcebidas".

A pesar de que sus series preferidas son Homeland y Breaking Bad, Milano cree que Infieles hace un excelente trabajo diseccionando "los problemas sexuales y las tentaciones a las que una mujer de cualquier lugar se ve sometida a diario".

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin