Ricky Merino: "Tengo más trabas en la música por ser homosexual, en la televisión hay más inclusión"

10:02 - 22/11/2020
  • ECOTEUVE.ES entrevista al artista, que ha lanzado canción junto a Conchita Wurst

  • "No me sentí presionado para ocultar mi homosexualidad en 'OT 2017"

  • "Espero que la gente valore a Pablo Alborán por su arte y no por con quién se acueste"

Más noticias sobre:

Tres años después de su paso por la academia de Operación Triunfo 2017, Ricky Merino ha conseguido mantenerse en la órbita mediática. Y aunque su trayectoria profesional ha estado más vinculada con el mundo de la televisión, el mallorquín ha ido probando suerte con la música, donde ahora ha logrado cumplir uno de sus sueños: lanzar una canción junto a Conchita Wurst.

Hace unas semanas, el cantante sorprendió a todos al anunciar la publicación de un tema en colaboración con la ganadora de Eurovisión 2014. Juntos han versionado Smalltown boy, de la banda británica Bronski Beat que en 1984 se acabó convirtiendo en todo un himno LGTB. La canción cuenta la historia de un joven que huye tras ser rechazado por su familia y la gente del pequeño pueblo en el que vive. 

Lea también: Juan Camus salta contra Tinet Rubira con una advertencia por el aniversario de 'OT'

"A mí me ha acompañado a lo largo de mi adolescencia. Me sentí muy identificado con la historia de ese chico de provincias que encuentra su orientación sexual y necesita buscar referentes fuera de su ciudad. Quería lanzarlo en 2020 porque el mensaje sigue siendo muy necesario", declara Ricky en palabras a ECOTEUVE.ES antes de matizar unas polémicas declaraciones suyas en las que aseguraba que no había logrado un mayor éxito en la música por ser homosexual. 

Ricky asegura que "independientemente de la calidad de lo que hace como artista", existe una serie de "trabas que no podemos superar". "Podemos trabajar con ellas y visibilizarlas, que es lo que yo he intentado hacer", explica el cantante, que promete que en ningún momento se sintió presionado para ocultar su condición cuando entró en OT. "En la tele hay más inclusión LGTBI, la música sigue liderada por el hombre heterosexual", lamenta.

¿Cómo se siente tras el lanzamiento de la canción?

Estoy muy contento. La saqué en septiembre yo sólo, pero no es comparable con el recibimiento que ha tenido el lanzamiento ahora con Thom, con Conchita Wurst. Estoy contento, porque he recibido comentarios muy bonitos de aquí de España y también de Europa. 

¿Cómo surgió la oportunidad de hacer esta pedazo de colaboración con Conchita Wurst?

Ha sido posible porque tengo un equipo muy guay que confía mucho y se tiraron a la piscina. Yo pensaba que no iba a ocurrir y que Thom iba a decir que no, pero finalmente dijo que sí. Para mí, esta canción es muy importante el mensaje que lanza. En los 80 fue un himno LGTBI y a mí me ha acompañado a lo largo de mi adolescencia. Me sentí muy identificado con la historia de ese chico de provincias que encuentra su orientación sexual y necesita buscar referentes fuera de su ciudad. Quería lanzarlo en 2020 porque el mensaje sigue siendo muy necesario.

Quería lanzarlo con alguien que estuviera dentro del colectivo, que también fuera un defensor de los derechos LGTBI, y con alguien internacional porque el tema tenía que ser en inglés. El primer nombre que surgió fue el de Thom, le lanzamos la propuesta y enseguida dijo que sí, nos lo puso super fácil. Yo creo que es la persona ideal para hacerlo. 

¿Cómo ha sido trabajar juntos? ¿Cuándo se conocieron? 

Él estuvo en la gala de Eurovisión de OT 2017, pero no me dejaron conocerle. Él bajó a plató y conoció a los finalistas y a Agoney, pero al resto no. El resto estábamos escondidos en una sala porque actuábamos en esa gala y nos podían ver los compañeros. Pedí por favor conocerle y decirle que lo admiraba, porque soy superfan, pero no me dejaron. Se lo conté ahora cuando nos conocimos en Viena mientras tomábamos una cerveza y me dijo: 'Mira el destino donde te ha puesto ahora'. 

¿Qué cree que ha aportado Conchita a la canción?

Proyección. Él es un referente LGTBI a nivel europeo y creo que le da una entidad al tema que no se lo habría podido dar nadie de otra manera. Tiene un talento bestial a nivel vocal y eso ha permitido darle la vuelta al tema. En la producción, hemos transformado la canción en un pop más europeo, precisamente porque viene un artista europeo a hacerla conmigo. Todo ha sido porque Thom se ha metido en el tema y ha ayudado a que sea como es ahora.

Ha dicho que este tema le marcó durante la infancia. ¿Qué mensaje quiere transmitir hoy, en 2020, con esta nueva versión?

El mismo mensaje, porque creo que se había perdido. Se ha versionado esta canción muchas veces, pero siempre la parte del estribillo. Y la letra me parece igual de importante en 2020, cuando tenemos noticias como la de un chaval de 11 años en Cartagena al que le han metido una paliza en el colegio por su orientación sexual. Esta canción habla de eso, de un chaval de un pueblo pequeño al que hacen bullying y necesita escapar de donde está. Hemos evolucionado y no estamos como en los 70 u 80, ha habido mucha gente que ha luchado para que estemos aquí, pero todavía falta un montón. Lo importante es que hoy haya chavales que puedan sentir que en una canción hay una historia que es universal y se sientan identificados con lo que se cuenta. Para mí es muy importante que la música consiga eso. 

Decías en una entrevista que se hizo viral que no has triunfado más por ser homosexual. ¿Por qué cree que sigue pasando esto todavía?

Ese extracto estaba sacado de contexto de una conversación muy larga en la que hablaba de esa parte dentro de la industria musical. Yo hago mucha tele y eso en la tele no lo noto tanto. En la tele, sí que ha habido una inclusión del colectivo LGTBI muy fuerte y me han dado muchas oportunidades. Allí no hay trabas, porque hay gente de poder que es del colectivo LGTBI en la televisión. Pero en la música no. La música sigue estando capitaneada por el hombre blanco heterosexual, así sucede en muchas compañías. Sigue habiendo falta de diversidad.

Y al final, la música más mainstream sigue siendo de un artista heterosexual cantándole al amor heterosexual. Es lógico que esto sea así porque todos hemos mamado esa cultura y esto no va a cambiar ahora. Supongo que habrá más igualdad dentro de varias generaciones. Lo que decía en la entrevista es que por ser abiertamente homosexual sí que tengo más trabas dentro de la industria que no me permiten traspasar un muro. Eso independientemente de la calidad de lo que hago como artista. Eso no me exime a mí de responsabilidad por mi orientación sexual, pero sí que hay ciertas trabas que no podemos superar. Podemos trabajar con ellas y visibilizarlas, que es lo que yo he intentado hacer.

¿Usted se sintió presionado en OT para no hablar de su orientación sexual?

No me sentí presionado porque la productora nunca me presionó, ni me dijo nada. Gestmusic nunca ha hecho eso, es una productora muy abierta. Pero sí que me lo planteó un periodista especializado, a nivel privado, que qué iba a hacer con mi orientación sexual. Porque yo era abiertamente homosexual y en redes así me mostraba. Él también es homosexual, pero era consciente de que al meterme en un programa de televisión en el que el target es juvenil femenino, podía perder el enganche con ese público. Hubiera sido una ridiculez a mis 31 años de entonces cambiar mi vida y mi normalidad. Pero sí que ahí reflexioné en que todo sigue pasando. No me sentí presionado pero sí que me di cuenta de que igual no tenía las mismas oportunidades que otra persona. Pero bueno, las que tengo son las mías y al final ser homosexual me abre otras puertas que igual a otra persona no.

¿Entiendes entonces a compañeros que hayan tomado esa decisión de no dar el paso?

Totalmente. Estamos en 2020. En ese momento era 2017 y al final, vamos avanzando cada año un poco más. Yo en todo caso no voy nunca a condenar o a criticar a alguien que decide esconder su orientación sexual por intentar sobrevivir y hacerse un hueco. No somos nadie y cada uno tiene su mundo interno. Si alguien tiene la necesidad o el miedo, es una putada, pero no podemos condenarla. Vamos a pensar que entre todos podemos ayudar para que esa persona mañana salga del armario y vea que no es necesario hacer eso. 

Sin ir más lejos, Pablo Alborán recibió hace unos meses muchas críticas por haber salido del armario en un momento en el que su carrera musical ya estaba consolidada...

Él en su discurso dijo que nunca se había presionado por su discográfica, ni nada, que era algo que quería hacer ahora para liberarse. Yo con lo que me quedo de su comunicado es con la importancia de que Pablo Alborán salga del armario. No podemos criticar lo que hubiera hecho en el pasado. Hay que ver la importancia de que alguien, con su influencia y la cantidad de personas que le siguen, salga del armario y se convierta en un referente dentro del colectivo LGTBI. Pablo Alborán va a llegar a más gente que cualquier otra persona. Vamos a pensar que eso es positivo. Ojalá lo hubiera hecho antes, pero por él y su propia felicidad. Pero si ha necesitado hacerlo ahora, yo le aplaudo. 

¿Cree que su carrera se puede resentir ahora que lo ha contado? 

Quiero pensar que la gente lleva años conociendo el trabajo de Pablo Alborán y le van a valorar por su arte y su talento, que es muchísimo. No quiero pensar en que vaya a pasar algo como lo que le ha ocurrido a Sam Smith. Sam Smith anunció que era una persona no binaria y he leído artículos diciendo que su impacto a nivel musical se ha resentido. Me duele en el alma. Además porque su último disco es una obra maestra. Quiero pensar que no va a ocurrir y que estamos evolucionando. Espero que 10 años de carrera le hayan valido para que le valoren por su arte y no por quién se acuesta. 

Puestos a soñar... ¿le gustaría ir a Eurovisión con Conchita Wurst?

Sería un poco raro. ¿A qué país representaríamos? ¿Los dos por España? Por mí adelante. Imagínate ir a Eurovisión de la mano de uno de sus ganadores. No sé si ha pasado que alguien extranjero represente a España en el festival. Yo creo que no hay problema, mientras que sea una persona conectada de alguna manera con el país. ¿Hacerlo con Thom? Habría que traer a Thom a vivir a España un tiempo para que se empape de nuestra cultura. (Risas). 

¿Y tú sólo?

A mí me apasiona Eurovisión, me parece un escaparate brutal para cualquier artista. A mí me encantaría ir a Eurovisión porque sería un honor representar a mí país. No me lo planteo a día de hoy, porque ya el pobre Blas Cantó tenía que ir este año y no ha podido y le toca ir el siguiente. Vamos a ver qué pasa y ya se verá. 

Dentro de poco vuelve TCMS. ¿Hay conversaciones para estar en la próxima edición?

Depende de mucho de qué esté haciendo. Este año era imposible, porque estaba con Netflix y hay contratos que imposibilitan hacer otro tipo de cosas. Pero depende del momento, de lo que esté haciendo y si concuerda. A mí la televisión me está tratando muy bien y me ha dado muy buenas oportunidades. Me gusta y viene de mi formación en la universidad. Me gusta tanto que cualquier oportunidad que sea buena y que me encaje, lo estudiaré.

Llega RuPaul's Drag Race a España. ¿Le gustaría presentarlo?

¿Presentador de RuPaul? Yo soy muy seguidor de RuPaul y me gusta la figura de un Rupaul y ojalá viniera a presentarlo él. Si no, pensando en una figura drag importante en España que pudiera presentarlo se me ocurre La Prohibida, que es una artista a la que igual conocemos más dentro del colectivo, pero que lleva años trabajando, con un montón de discos y es una figura que a mí se me asemeja a RuPaul aquí. Incluso el drag no es algo que solo pueda hacer el colectivo. Alaska lleva haciendo drag muchos años y la podría ver a ella presentándolo. A mí el programa me encanta y me gustaría que me llevasen aunque fuera a mirar detrás de una cortina o a llevarle los cafés. 

Hay polémica con el hecho de que se estrene en Atresplayer Premium. Muchas voces del colectivo han acusado a la cadena de aprovecharse de ellos, poniendo estos contenidos, como ocurrió con Veneno, en una plataforma de pago. ¿Crees que Drag Race funcionaría en la televisión en abierto?

No lo sé. Es un poco cómo creemos que está de preparada la sociedad en España para ver este tipo de contenidos. Ha pasado una cosa inaudita con Veneno y es que Atresmedia decidió que era un producto menos mainstream, que conectaría menos con la gente... y al final ha ocurrido lo contrario. Veneno se ha convertido en un monstruo dentro de Atresplayer y cuando lo emitieron en abierto en Antena 3 hizo un datazo. La gente vio Veneno. No sé qué decirte. Estamos cambiando como sociedad e igual el Drag Race en abierto también funcionaría. Creo que como estrategia televisiva, intentan ir a conquistar ese nicho de mercado al que saben que pueden llegar y después de ver que pueden, igual dan la vuelta y lo emiten en abierto. 

OT volverá en 2021. ¿Crees que debe descansar el formato?

El descanso es importante para el formato. En nuestra edición nos vino genial, porque fue la vuelta y llevaba muchos años sin hacerse. Pero yo creo que, más por el descanso, es un formato que necesita que no haya covid de por medio. Parte del aprendizaje de los concursantes está en el plató y en el enfrentarte al público. Eso te pone en un extremo. No puede ser que tu gala final sea parecida a tu ensayo final. Creo que es algo importante que tienen que vivir los concursantes de la próxima edición. Así que yo esperaría a que haya una normalidad parecida a la de antes. 

¿Se ve presentándolo? Si no fuera usted, ¿quién le gustaría que fuera? 

Cuando Noe me propuso, para mí fue todo un honor y para mí sería un sueño presentar OT en algún momento de mi vida. También hay que reconocer que soy un 'recién llegado'. Llevo tres años y veo que hay gente que lleva muchos años trabajando en televisión. Se está hablando de que es hora de que lo presente una mujer y me parece perfecto.

Creo que tiene que haber la mayor diversidad posible. Y si OT lleva muchos años siendo presentado por hombres, Pilar Rubio es la única mujer que lo ha presentado, pues adelante con una mujer. Se postuló a Edurne y a Chenoa y a mí me parece que son geniales, porque son dos personas que han concursado en el formato y saben cómo se pueden sentir los participantes.




Informalia





Comentarios 2

#1
23-11-2020 / 08:16
Venga hombre
Puntuación 1
A FavorEn Contra

Da igual tu condición sexual, a mi por lo menos. Pero tu no triunfas en la música por ser homosexual o no, no triunfas porque eres malo de co.jo.nes. Dejen de excusarse en la misma bazofia siempre.

#2
23-11-2020 / 21:24
As
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Te has equivocado de canal... vete a telecirco

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.