Carlos Herrera: "Las caceroladas de la izquierda reaccionaria van a por Felipe VI y el Estado"

13:30 - 19/03/2020
  • El locutor de COPE habla sobre la protesta multitudinaria a la Monarquía

  • Herrera ensalza el apoyo de Pablo Casado al Gobierno de Pedro Sánchez

Más noticias sobre:

Carlos Herrera ha sido muy contundente en el editorial que ha realizado este jueves en la COPE. El locutor se ha hecho eco de la cacerolada contra la corrupción de la monarquía española coincidiendo con el discurso que ofreció Felipe VI a todos los españoles por la crisis sanitaria del coronavirus.

El periodista ha calificado el mensaje del monarca "como era previsible y necesario de esperanza y de unidad". "El mensaje fue interrumpido por todos aquellos que, con cacerolas, quieren aprovechar el entuerto de las supuestas cuentas en Suiza de Juan Carlos I porque aquí lo publica el Daily Telegraph y todo el mundo a inclinar la cervid", ha afirmado en antena.

Lea también: "Sois una panda de cobardes": el médico viral Spiriman estalla contra 'Sálvame' y Mediaset

Herrera, además ha dicho que la reacción de Felipe VI de renunciar a la herencia de su padre es "bastante firme". "El objetivo de las caceroladas y de todos estos y de toda esta izquierda reaccionaria no es Juan Carlos I, sino Felipe VI y el Estado tal y como lo conocemos", ha continuado. "Esos tíos y tías están metidos en el Gobierno de Pedro Sánchez. Los tiene ahí Sánchez mimados... bueno hasta los coloca en el CNI".

Para cerrar su speech, Carlos Herrera ha hablado del apoyo que le tendió Pablo Casado a Pedro Sánchez y cuestionó si de tratarse a la inversa, el líder socialista se habría volcado con el popular. "Evidentemente no. Solo tienen que recordar su actitud con el ébola", ha recalcado en los micrófonos de COPE.




Informalia




Comentarios 1

#1
19-03-2020 / 16:48
Ruben Diaz Perez
Puntuación 1
A FavorEn Contra

tan difícil es aceptar que hay diversidad de opiniones y que se puede opinar no estar con la monarquia. Pensamiento único? Pues si, hay muchas personas que no están a favor de la monarquia, un estado de gobierno anacrónico.