Manolo Lama echa en cara a Juanma Castaño que se sentara en su silla tras su despido de Cuatro

19/11/2019 - 10:33
  • Tenso enganchón entre los periodistas de Cope por el lío en la Selección

  • El locutor madrileño, muy indignado con la salida de Robert Moreno del banquillo

  • "Nos has dejado de tarados a los que no pensábamos como tú", reprochó al asturiano

El Partidazo puso este lunes sobre la mesa el debate en torno a la polémica salida de Robert Moreno de la Selección Española por la vuelta de Luis Enrique y Manolo Lama y Juanma Castaño acabaron protagonizando un inesperado enganchón.

El primero de ellos entró en directo muy indignado con la gestión que ha hecho Luis Rubiales con el relevo en el banquillo de La Roja. Por su parte, el presentador de la tertulia deportiva defendía que la vuelta de Luis Enrique tras la desgracia familiar que le tocó vivir era una buena noticia y que Robert Moreno debía dar un paso a un lado, tal y como él mismo reconoció en septiembre en rueda de prensa. 

Lea también: Manolo Lama, sobre su despido de Mediaset: "Se equivocaron conmigo, rompieron a una pareja líder"

La contundencia con la que Castaño dijo entender a Rubiales hizo estallar a Manolo Lama, que insinuó si el presentador había recibido algún mensaje de la Federación: "Has pontificado y nos has dejado de tarados a los que no pensábamos como tú. Pues que sepas que hay muchos tarados que no estamos de acuerdo con esa homilía que has dado abriendo", le echó en cara a su compañero.

"Yo no he dado ninguna homilía, ni he hablado desde ningún púlpito", se defendió el asturiano al tiempo que el madrileño le decía que lo suyo era "palabra de Dios". "Manolo. ¿Qué te pasa?", le preguntó Castaño al locutor en una conversación que cada vez se hacía más tensa.

"Estoy indignado", replicó Lama mientras Castaño le pedía que no lo pagara con sus compañeros. En ese momento, Paco González se posicionó con el presentador del espacio, lo que propició un nuevo zasca del locutor. "Está claro que el lobby asturiano es el que tiene el poder", se quejó Lama.

Juanma Castaño intentó relajar el ambiente y quiso ponerle a su amigo un ejemplo práctico. "Manolo, imagínate que, por lo que sea, tienes que faltar un día a tu trabajo...", empezó diciéndole antes de que este le interrumpiera. "Ya falté y te sentaste en mi silla al día siguiente", le soltó Lama en alusión a su polémico despido de Mediaset cuando presentaba junto a Manu Carreño Deportes Cuatro. 

"Estás equivocado. Fue al año siguiente. Al día siguiente se sentó Nico Abad. Tienes mala memoria, te estás haciendo muy mayor", respondió enfadado el conductor de El Partidazo. "A mí no me vas a contar milongas", rezongó Lama antes de que Castaño le dejara claro que si "yo me tuviera que sentar en tu silla, al volver me quitaría sin ningún problema".



En Portada



Informalia




Comentarios 2

#1
19-11-2019 / 14:25
pascu
Puntuación 1
A FavorEn Contra

Todos unos personajes que opinan interesadamente, en lugar de informar.

Y Rubiales, personaje máximo. ¿Cómo vamos a ver su esperpento de Supercopa, sr. Rubiales?

#2
23-11-2019 / 19:27
cuerazoallina
Puntuación 0
A FavorEn Contra

ya solamente quedan horas para la gran final de finales libertadores entre chiverplaque y el palengo en el estadio del matute.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.