La ironía de Maruja Torres: "Se me encoje el corazón al pensar en esos ejecutivos en el aislamiento de su jet privado"

Ecoteuve.es
11/10/2012 - 9:29

La columnista del diario El País, Maruja Torres, ha tirado de ironía en su columna de este jueves para criticar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que va a acometerse en el diario del Grupo Prisa.

Sin referirse en ningún momento directamente a su medio, Torres comienza haciendo referencias veladas a los directivos del grupo con frases como "A mi se me encoje el corazón cuando pienso en esos ejecutivos que vuelan en business o en primera, algunos incluso en el pavoroso aislamiento de su jet privado (...)".

"Estos hombres y mujeres, solitarios y heroicos, hacen lo que tienen que hacer para seguir cobrando y preservando los intereses de los accionistas; porque de ellos dependen muchas familias. La del que prepara el catering en la fiesta de cumpleaños, la de los profesores de los colegios de Estados Unidos, la de esa pobre chica que les hace la manicura. Por no hablar del señor Armani ni del señor Audi (...)", añade.

Denuncia de amenazas a los redactores

Ayer mismo, la representación sindical aseguraba que el máximo responsable de la redacción, Javier Moreno, había amenazado a los redactores con represalias si secundan la huelga de firmas. Con esta acción los profesionales del periódico trataban de hacer presión para que la empresa editora reconsidere el contundente expediente de regulación de empleo que pretende ejecutar.




Informalia




Comentarios 3

#1
11-10-2012 / 09:58
Sende
Puntuación 10
A FavorEn Contra

Brillante Maruja Torres

#2
11-10-2012 / 12:43
barracuda
Puntuación 5
A FavorEn Contra

Maruja, te entiendo, pero no te comprendo. Os la llevan clavando desde hace ya......Ahora es tarde, aunque la dicha es buena. Es lo que tiene ser un yupy progre, que confías que entre parecidos no puede suceder, pero no deja de ser la otra cara de la misma moneda.

#3
14-10-2012 / 10:55
Académico
Puntuación 0
A FavorEn Contra

¿Encoje?, no sólo los periodistas actuales son dóciles y peloteros sino que además no han aprendido las reglas ortográficas básicas, una que dice que todos los verbos acabados en -ger o en -gir se escriben con G, menos tejer y crujir.