Muere a los 34 años el periodista gallego Pablo López Orosa

17/11/2019 - 16:42
  • Regresó de un viaje a Mozambique y hace unos días empezó a encontrarse mal

El periodista gallego Pablo López Orosa, natural de Oza dos Ríos (A Coruña), ha fallecido a los 34 años de edad, según recoge este sábado la Revista Luzes, de cuyo comité de redacción formaba parte.

López Orosa ha trabajado para Onda Cero y la Agencia EFE, así como ha sido 'freelance' y colaborador con medios como El País. También fue fundador de la revista Achtung! En 2018 publicó el libro 'Fálame do silencio' (Xerais).

La Cadena SER ha adelantado este sábado que el pasado 31 de octubre regresó de un viaje a Mozambique y hace unos días empezó a encontrarse mal. Falleció en la tarde del viernes.

En la web en la que escribía sus artículos (http://pablolorosa.com/es) el propio López Orosa daba cuenta de su recorrido desde 2013 por Oriente Medio, Sudeste Asiático y América Central "contado las ausencias de la posguerra iraquí y el conflicto kurdo; narrando la muerte de lenguas milenarias o el genocidio de la minoría rohingya en Birmania; o tratando de entender por qué en Guatemala la sociedad camina mirando hacia atrás".

Este sábado, multitud de periodistas han mostrado su pesar a través de las redes sociales y han destacado su gran profesionalidad y compañerismo.

Luzes ha publicado un texto en el que recuerda a Pablo López Orosa como un joven "sonrriente" y un "excelente" profesional que contaba desde "la vida descosida de las mujeres que trabajan en los talleres téxtiles del Sudeste asiático" hasta "la vida periurbana de A Coruña". Un periodista "generoso, comprometido y lleno de alegría".



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.