Antoni Daimiel: "Si le pregunto a mi cuerpo o a mi médico me dicen que debería dejar las noches"

Ecoteuve.es
30/10/2012 - 10:23
  • "Acabo contrato en verano y hay que ver la situación"

  • "Televisión española ha tratado muy bien a la Liga Endesa"

Antoni Daimiel lleva 22 años en Canal +, 17 de ellos retransmitiendo la NBA, un deporte que resulta imposible de desvincular de su voz. Este martes desde las 00.00 inicia una nueva temporada y justo antes ha concedido una entrevista a Ecotevue.es donde desgrana su situación personal y profesional.

P.- A pesar de estar en una plataforma de pago da la sensación de que estáis consiguiendo que cada vez más gente se enganche a la NBA ¿cómo lo veis vosotros?

R.- Cuando estás dentro si se tienen sensaciones. Al ser una cadena de pago y de abonados, los datos de audiencia muchas veces no son muy significativos. Son partidos que se multidifunden, el programa se estrena y se emite cinco o seis veces más a la semana, es muy difícil cuantificar, pero si que desde dentro vas teniendo sensaciones de seguimiento y la sensación es que la NBA siempre ha sido un producto muy agradecido por los abonados y muy seguido. El seguidor de NBA es muy activo, está en redes sociales y participa y te hace comentarios de todo tipo creando un muy buen feedback sobre todo lo que hace la cadena en NBA. Esto hace que sea un producto muy consolidado, que va a cumplir ahora 17 años, el 1 de diciembre en Canal + y espero que dure muchos años más.

P.- En este sentido en los últimos meses se ha abierto una polémica sobre el trato que recibe el baloncesto y en concreto la Liga Endesa por parte de las televisiones ¿crees que es un producto maltratado?

R.- Hablar de maltrato hoy en un día de una cadena televisiva a un producto es algo que no tiene mucho sentido. Me explico, normalmente las cadenas, aunque sea el caso de Televisión Española, que es una cadena con subvención pública, funcionan como empresa y si un programa no funciona vemos que acaba saliendo de la parrilla, ya que al final hay que rendir cuentas. Ya nadie está para hacer obras de caridad con ningún producto. Hasta lo que parece que pudiera ser interés general tiene problemas para verse. Pongo el ejemplo del partido de España en Bielorrusia.

Televisión Española, en los dos, tres últimos años, ha tratado muy bien al baloncesto y a la Liga Endesa. Ha hecho lo que ha podido, la ha puesto donde ha podido, ha soportado malas audiencias, ha puesto previas, ha quitado previas, ha puesto postpartido, ha cambiado el contenido de los descansos, ha cambiado comentaristas, ha promocionado el producto en los telediarios. Yo creo que no se le puede pedir mucho más a Televisión Española. El baloncesto español tiene que dejar de buscar culpables fuera y tienen que mirarse un poco más por dentro y ver cómo pueden solucionar los problemas de difusión y seguimiento. Esto no es una cosa de ayer ni de anteayer, es un problema de hace muchos años. Aquí cada vez que se hacen comparaciones de cuando el baloncesto era un deporte mayoritario que podía mirar cara a cara al fútbol nos referimos a finales de los 80, principios de los 90 como muy tarde. El declive del baloncesto comenzó después de Barcelona 92 y a partir de ahí se han hecho muchas cosas mal y cada cosa tiene una cuota de culpabilidad, pero no se puede sacar un culpable en concreto.

P.-¿Y cuáles son para ti los fallos más importantes que han desembocado en esta situación?

R.- Son muchos. Yo creo que hay muchas cuestiones que han tenido que ver. Así que pueda hacer memoria se me ocurre el estilo de juego, el reglamento, con marcadores bajos y mucha permisividad arbitral. Se ha primado el tacticismo que la espectacularidad, también el mercado de la Liga ha quedado en manos de, no se si decir, agentes, con la permisividad de la Liga. Se ha cambiado demasiado de jugadores y se ha perdido identidad en los equipos. Los cambios de nombre han sido nefastos también. Incluso la NBA le ha hecho mucho daño, los mejores jugadores se han ido allí y como cada vez hay más ofertas de ocio la gente tiene que hacer una oferta natural y si sólo tienes tiempo de ver un partido a la semana, a lo mejor prefieres ver NBA antes que la ACB.

P.- Llevas 22 años en la NBA, ¿cuál es el mejor recuerdo de todos estos años?

R.- Tengo muy buenos recuerdos. Tengo excelentes recuerdos de los 17 años que llevo haciendo NBA, antes hacía fútbol. También tengo excelentes recuerdos de estos años en los que hacía fútbol como reportero para El día después y lo rápido que aprendía siendo muy joven y trabajando con mucha libertad y mucha ilusión.

En NBA unos magníficos recuerdos también de las narraciones en vivo allí en Estados Unidos tanto de finales como de All-Star. Los 10 años con Andrés Montes compartiendo retransmisiones, la satisfación de que una empresa haya confiado en mi tanto tiempo. El producto NBA en el que yo he estado comprometido estos últimos 17 años creo que es un producto consolidado y atractivo dentro de la oferta de Canal + y además desde 2005 y 2006 a mi se me ha valorado bastante dentro de lo que es fuera de Canal + y de la NBA. He tenido muchos gestos de valoración y ofertas profesionales para colaborar en cosas alejadas del baloncesto como en Onda Cero, la Cadena Ser, colaborar en el Diario As donde estoy ahora mismo y en este sentido muy agradecido de todo lo que me ha dado la profesión, sin olvidar que yo también he trabajado mucho y que ha habido y sigue habiendo costes a nivel de horarios, sacrificio de ritmo de vida por estos horarios, los primeros años, con El día después viajar mucho y trabajar muchas horas... pero creo que en la cuenta final hemos salido todos ganando.

P.-¿Te ves mucho más tiempo haciendo NBA con este desgaste que supone o después de 22 años ya te ves haciendo otra cosa?

R.- A mi me gustaría trabajar a otra hora. Uno después de tantos años trabajando siempre tiene sus deseos y estos los sitúa en niveles más difíciles de alcanzar, muchas veces por gustos personales o por otro tipo de cosas, pero muy concretamente referido al horario, si yo le pregunto a mi cuerpo o a mi médico me dice que no debería seguir más, pero la situación es complicada a nivel profesional, a nivel económico y social y yo acabo contrato el próximo verano y hay que ver la situación, hay que ver lo que hay, lo que me ofrecen. Mi deseo sería abandonar las noches, pero en Canal +, que yo sepa, no se han planteado buscar otras fórmulas.

Yo llevo muchos años, pero otros compañeros que también hacen retransmisiones y que no llevan tantos años si no están quemados ahora, lo van a estar dentro de uno o dos años. Yo creo que la empresa si va a seguir dando NBA se debiera plantear o rotar mucho a sus comentaristas o buscar fórmulas nuevas que hay en otros países como dejar la retransmisiones en vivo en versión original, con los comentarios en inglés y luego al día siguiente dar el partido repetido ya con comentarios en español y hacer un resumen de la jornada...no sé... en otros países hay fórmulas que mitigan el sacrificio de dar la NBA en directo. Aquí yo creo que se ha primado que lo mejor era hacerlo así y los abonados lo agradecen con cantidad de gente que ve las retransmisiones sea la hora que sea.

P.- Leímos hace poco en una entrevista en Jot Down que en tus inicios en Canal + compartías piso con otros dos periodistas como son Julio Maldonado (Maldini) y Nico Abad, ¿cómo era esa casa y esos primeros años?

R.- Fue una época que recuerdo con mucho agrado. Tenía 22 años cuando nos fuimos a vivir juntos y aguantamos dos años los tres juntos, luego Nico Abad se fue y Maldini y yo aguantamos unos meses más y luego nos buscamos cada uno nuestra 'independencia inmobiliaria'.

Fue una época magnífica. Trabajábamos mucho pero eramos gente con trabajo y nos divertíamos y disfrutábamos. Cada uno ya anunciaba lo que luego ha ido siendo. Maldini se pasaba el día viendo partidos de fútbol. Nico y yo viajábamos los fines de semana con el día después. Cuando coincidíamos en casa hacíamos alguna fiesta en casa o cenábamos fuera muchos días. Maldini y yo, los jueves, solíamos ir al cine ya que coincidía que librábamos los dos y como él se daba un día en semana de descanso de ver fútbol pues aprovechábamos para ir al cine y ver tres películas seguidas. Lo recuerdo con mucho agrado. Vivíamos en un chalé adosado y era la típica casa de tres solteros asi que era ordenada hasta cierto punto.

Nueva temporada NBA

P.- Sobre la nueva temporada NBA que empieza este martes ¿quién es para ti el equipo que mejor se ha reforzado?

R.- Empezamos una temporada que tiene muchos cambios en muchos equipos, que es una temporada que comienza por parte de la propia liga y de la afición con mucha ilusión después del lockout del año pasado. En cuanto a favoritos, los equipos que llegaron a la final el año pasado, Miami Heat y Oklahoma City Thunder y luego la manera en que se han reforzado los Lakers en verano también les sitúa automáticamente dentro del grupo de favoritos

P.-¿Cómo ves el rol de Gasol en estos nuevos Lakers? ¿Cambiará con respecto al de la temporada pasada?

R.-La verdad es que el rol de Gasol ha cambiado poco en toda su etapa NBA. Podríamos decir que su aportación a través de su juego y a nivel estadístico siempre ha sido muy buena tanto en Memphis como en Lakers. El viene de dos años muy buenos en temporada regular, en los que ha soportado mucha carga de partidos y por motivos que no están concretados de forma muy evidente no ha estado bien en los playoffs de los últimos años. Ahora hay más competencia a la hora deproducir estadísticamente en el equipo, pero él por su categoría y su talento es muy buen superviviente de este tipo de situaciones.

Debería ser una temporada buena para él. Tiene 32 años, está en los Lakers y en la NBA con un único objetivo que es ganar el título y los refuerzos del equipo le acercan a la posibilidad de ganar. Además esta mayor amplitud de plantilla le pueden ayudar a tener un menor desgaste físico y mental para llegar a playoff en plenas facultades. Nash es un base que le puede conceder cuatro canastas fáciles por partido y Dwight Howard le puede descargar de derroche de energía y esfuerzo sobre todo en términos defensivos, con lo cual él puede estar más entero para pensar y aportar en ataque. Todo lo que sea rodearse de buenos jugadores también va a ser buenos. Ya no busca reivindicarse de cara a un nuevo contrato ni tampoco tiene a ilusión de ser allstar. Él lo que quiere es ganar.

P.-¿Y ves a Mike Brown capaz de gestionar esta plantilla?

Ahí hay dudas, y yo las tengo. Brown hizo un buen papel sin culminar en Cleveland. En Lakers creo que no estuvo muy acertado el año pasado. Tampoco sabemos la autonomía que él tiene para adaptar la plantilla a lo que es su gusto baloncestístico. Es un plantilla muy determinada y es él el que tiene que adaptar su estilo a los jugadores y no sé si es el entrenador ideal para eso.

También tengo dudas de si tiene la autoridad y el ascendente necesario para llevar un equipo plagado de estrellas. Uno de los grandes retos de los Lakers de este año es el funcionamiento en pista en cuanto al reparto y administración de protagonismo y de funciones y también la química de vestuario con jugadores como Nash, Kobe Bryant o Gasol que ya lo han sido todo y de un Dwright Howard que tiene por delante los momentos más importantes de su carrera.

Además hay un jugador como Kobe Bryant con un ego muy grande, con un afán de estrellato muy grande y no nos imaginamos que vaya a ceder demasiado terreno en este aspecto.

P.-¿Y Calderón crees que aguantará en Toronto?

Ahí va a tener mucho que ver lo que hagan los Raptors de aquí a febrero. No creo que Calderón este muy preocupado por su puesto. Creo que no va a estar preocupado por ser suplente y va a estar ocupado en hacerlo bien. Si tengo la sensación de que este año se va a exigir al equipo hacerlo bien. Tiene la ilusión de que lleguen las victorias e incluso de meterse en playoffs y si las cosas no van bien habría más opciones para un traspaso y de producirse tendría que ser en febrero, justo antes de la fecha límite.

Calderón es una pieza interesante para cualquier equipo que luche por cosas más interesantes que Toronto y más teniendo en cuenta que es su último año de contrato. Se puede probar a Calderón de febrero a mayo y al acabar la temporada si les ha gustado proponerle una oferta de renovación.

Calderón es hoy por hoy el jugador que más cobra en Toronto y los jugadores en esta situación suelen ser traspasados muy cerca del límite, que este año se sitúa en torno al veintitantos de febrero.

P.-¿Y al resto de españoles cómo les ves?

Marc creo que como líder que es de Grizzlies quiere ordenar el progreso del equipo que, hay que recordar, sufrió un revés importante al caer contra Clippers en Playoffs. Marc tiene el objetivo personal de ser All-Star, aunque este año está más complicado para los pívots natos por el nuevo proceso de selección que une ala-pívots y pívots.

En cuanto a Ricky el objetivo debería ser que volviera a tener buenas sensaciones en la pista y que olvide la lesión. No le podemos pedir demasiado a Ricky esta temporada. Mucha gente tendrá en cuanta el Ricky de el año pasado y querrá ver algo mejorado, pero no, viene de una lesión muy complicada y necesita tiempo. Hay que ser pacientes. Aun así, su equipo va a ser muy divertido de ver por los refuerzos que han llegado para esta temporada.

El objetivo de Claver debería ser entrar en la rotación y desde ahí ir jugando y ganando minutos. El tiene como competencia en su posición a Sasha Paulovic, un jugador que lleva varios años en la NBA pero que yo creo que no es gran cosa y en ese sentido Claver le puede superar para aumentar sus minutos por partido y así dejarse ver.

Ibaka es un jugador con contrato nuevo, de estrella podríamos decir, parece que ha trabajado en verano, en la pretemporada ha estado lanzando de tres puntos y con acierto, desde las esquinas normalmente y creo que está muy motivado. El traspaso de Harden le da más protagonismo y creo que puede optar al All-Star. Es un jugador muy ambiciones y debemos esperar que sea un mejor jugador que en los últimos dos años.


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia





Comentarios 0