Documentales

David Beriain, cara a cara con los capos de la droga en Discovery Max

  • El reportero protagoniza el documental 'Amazonas, el camino de la cocaína'

Discovery Max emitirá en marzo el documental Amazonas, el camino de la cocaína, la nueva película documental del periodista y director David Beriain. Rodada en 2014 en Perú, Bolivia y Brasil es una inmersión en el mundo clandestino del narcotráfico, un viaje a través de las selvas amazónicas para conocer a los hombres que nutren de cocaína el mundo.

"Para mí lo mejor de hacer esta película ha sido tener la oportunidad de sentarme frente a quienes mueven el narcotráfico, frente a su infantería. Intentar abandonar los prejuicios y escucharles", dice Beriain.

Este nuevo documental producido por 93Metros, 7yAcción y La Claqueta se estrenará en cines el próximo 27 de febrero y llegará al canal en varios episodios en el mes de marzo.

Amazonas, el camino de la cocaína es un thriller documental de 94 minutos de duración que arranca en Perú, en un valle que se ha convertido en el mayor productor de cocaína del mundo, un lugar inaccesible al que nadie quiere ir y que en la mente de los peruanos solo suena a dos cosas: narcotráfico y terrorismo. Es el valle de los Ríos Apurímac, Eme y Mantaro, más conocido como el VRAE, hoy capital mundial de la producción de sustancias derivadas de la coca y último bastión del grupo guerrillero Sendero Luminoso. Beriain consigue acceder a este mundo clandestino, conociendo de primera mano los pasos que sigue la hoja de coca hasta convertirse en cocaína. Un proceso muy pocas veces se ha mostrado ante una cámara.

La otra cara del narcotráfico son los operativos militares que tienen como objetivo atacar las infraestructuras de los narcos y destruir las pistas de aterrizaje clandestinas en la selva. Estas pistas son usadas por avionetas bolivianas para recoger la droga y transportarla a su país. Siguiendo esta ruta de la droga, David llega a Bolivia para conocer a los pilotos de los 'narcovuelos' que se juegan la vida aterrizando en esas pistas y que llegan a ganar cerca de 30.000 dólares por vuelo.

Pero hay más rutas de salida de la droga además de la aérea. Jóvenes mochileros atraviesan a pie los Andes cargando la droga a sus espaldas en el llamado tráfico de hormiga. David les acompaña durante dos días por un camino de montaña repleto de peligros y asaltadores dispuestos a asesinarles para robarles la mercancía. Siguiendo sus pasos, Beriain viaja hasta Cobija, una zona fronteriza y punto caliente del narcotráfico por su situación estratégica: se encuentra entre Perú, mayor productor mundial, y Brasil, principal país consumidor de cocaína y punto de salida de la cocaína dirigida hacia Europa. Para entender esta compleja red, David trata de contactar con las mafias locales del narco, con las que atravesará la selva para recoger la droga que los correos humanos traen a pie desde Perú, arriesgándose a ser asaltados y asesinados.

La droga viaja desde Bolivia hasta Brasil, y siguiendo ese rastro David también viajará a Manaos, la capital amazónica. Allí se encuentra con la Familia Do Norte, un clan mafioso de pasadores y sicarios que controlan las favelas de Manaos y que se encarga de la distribución de la coca en Brasil y su salida hacia Europa.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin