La 1 se mantiene como referencia de las Campanadas, con un 37,9% y 5.261.000 espectadores

Ecoteuve.es
2/01/2014 - 9:44
  • Telecinco (2.476.000 y 18,3%) dobla la audiencia de Antena 3 (1.231.000 y 8,9%)

Con una ligera caída frente al año pasado, La 1 volvió a ser la referencia mayoritaria de la audiencia para seguir las Campanadas. 5.261.000 personas comieron las uvas con Anne Igartiburu y los chefs Jordi Cruz y Pepe Rodríguez, un 37,9%, cuatro décimas menos que las registradas el año pasado por Igartiburu e Imanol Arias.

El 'minuto de oro' de la noche se alcanzó un minuto después de la medianoche, cuando 6.180.580 españoles veían La 1 (43,2%).

La única alternativa sólida la plantearon los actores de Aída desde Telecinco. 2.476.000 espectadores, un 18,3%, se citaron en la Puerta del Sol con Luisma (Paco León), Soraya (Miren Ibarguren), Chema (Pepe Viyuela) y El Barajas (Canco Rodríguez).

Con la suma de toda la audiencia que siguió esta retransmisión por medio de los canales del grupo, Mediaset registró un 23,6% de cuota, con 3.213.000 espectadores.

Telecinco más que dobló la audiencia de su inmediato competidor, Antena 3, que eligió a Paula Vázquez y Anna Simón para conducir la transición a 2014. Las vieron 1.231.000 personas, un 8,9%.

La Sexta se quedó con el 5,5% de la audiencia (757.000 seguidores) con las Campanadas de Frank Blanco y Sandra Sabatés.




Informalia





Comentarios 3

#1
02-01-2014 / 11:50
Alberto
Puntuación -5
A FavorEn Contra

Yo miré a mi familia y empecé el año pensando en mi vida. Así me siento mejor que mirando televisión, porque esto no es una obligación ni estamos imposibilitados de hacer otra cosa.

#2
02-01-2014 / 12:01
samael
Puntuación -4
A FavorEn Contra

Alguien más se fijó en la falta de alegría que había en la gente de Sol?..., todos parados, estáticos, parecían maniquíes. Qué fue de esos años en los que la gente bailaba, saludaba, hacía aspavientos..., en definitiva "estaba viva"?.

#3
02-01-2014 / 13:11
asombroso
Puntuación 3
A FavorEn Contra

sin duda el mejor canal,aunque fueron todos una pena.