Imanol Arias: "No quiero ser Antonio Alcántara toda mi vida"

9:31 - 18/06/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista al protagonista de 'Velvet Colección', de Movistar+

  • Así se enteró que Ricardo Gómez se iba de 'Cuéntame': "Me lo dijo a la oreja"

  • "Los guionistas tienen un reto; la serie necesita una revolución", afirma

Más noticias sobre:

Cuesta verle en otro lugar que no sea San Genaro, pero Imanol Arias lo consigue. El actor graba la segunda temporada de Velvet Colección, la continuación de la serie de Antena 3 en Movistar+, donde da vida al empresario sin escrúpulos Eduard Godó. "Este año se va a encontrar con un personaje que lo va a humanizar", afirma a ECOTEUVE.ES.

Arias, además, habla de la impactante salida de Ricardo Gómez de Cuéntame, algo que ya sabía al iniciar la grabación de la temporada 19: "Me lo dijo al oído. Acercó esa boca que parece un pañuelo húmedo y me dijo: "Este va a ser mi último año". De hecho, la despedida era algo que hablaban entre ellos. "Siempre he insistido en que de los sitios hay que salir bien, no apalancarse. Yo no quiero ser Antonio Alcántara toda la vida", cuenta.

Su experiencia le dice que los guionistas de la serie de TVE "más que un problema, tienen un reto" y, por eso, aboga a "una revolución": "Exige un cambio de mentalidad en los guionistas, los directores y nosotros mismos, los actores. A ver qué descubren".

¿Qué le sucederá a Godó en los nuevos capítulos?

Godó se caga. Era un personaje poderoso, un banquero importador de petróleo, pero este año su avaricia lo rompe y, al aspirar a más cosas, se va a encontrar con algo que verdaderamente es poderoso, que es Irán.

Se va a convertir en un caniche de Omar [Andrés Velencoso] y le va a hacer transgredir términos morales y éticos que nunca lo hubiera hecho. Le va a tener acojonado y le va a humanizar. Lo va a convertir en un perro rabioso que busca a un dueño al que envenenar.

Su personaje ha experimentado una evolución tremenda en poco tiempo...

Sí, al no tener tanta presencia se ha hecho que hable menos y actué más. Sigue aspirando un poco de la mano de Enrique Otegui de limpiar su imagen se va convirtiendo en novedades histórica. Las transformaciones del champán las vamos a poner en Godó.

¿Qué tal ha sido trabajar con Andrés Velencoso?

Tiene un personaje brutal... (risas). Las diez escenas que tiene conmigo me han gustado mucho y no tenían solución: 'muerde'. Rodando siempre estableces relaciones de amistad y, por eso, hemos hablado mucho de Argentina porque él viene de allí y ahora yo me voy a hacer gira en Buenos Aires: le preguntaba por los precios de los hoteles y demás. Andrés es muy valiente y muy currante. En lo poco que uno puede ayudarle ha sido interesante.

¿Le ha pedido algún consejo?

Siempre hay cosas y a lo mejor el problema no es lo que pensamos y hay que poner el aire en el estómago, por ejemplo. O el poder no se establece con tensión o desde otro lado. Este rodaje, además, es muy técnico: es plano a plano, las marcas...

¿Qué ha aprendido de esta nueva generación de actores?

Como actores han vivido la evolución muy rápidamente. Ahora hay más competencia, pero más trabajo. Veo poco conformismo y no tienen límites. Nosotros a nuestros mayores teníamos como una obligación de aprender porque eran implacables. Tú llegabas a un sitio y te decían: 'No habla bien'. Se acabó. Y si no hablabas bien, te doblaban como le ha pasado a 70 actores. Pero ya estudiar para ser actor no es algo loco. Son muy dinámicos y se informan de absolutamente todo y el que es ramplón, lo es pero moderno. Y el que es quejica, desaparece.

Javier Rey es muy poderoso que entra en Velvet como personaje florero y ha habido que traerle de nuevo. Adrián es alguien que lleva un ritmo brutal; Marta Hazas... Por eso trabajan tanto. Es tal el impacto que producen que tienen que hacer personajes para los que no están preparados. Hacen apuestas.

Ricardo Gómez es un ejemplo, ¿cómo va afectar su salida a Cuéntame?

Yo creo que más que un problema, tienen un reto. Ricardo no solamente es el narrador dentro del equipo. Se ha formado ahí, es un monstruo en el sentido que tiene sentido del humor, era muy inteligente con los guiones y asumía muchas responsabilidades.

Es un personaje que ha llegado al corazón, sobre el que recaían las tramas sentimentales de la serie y que se marcha de la familia, no se muere. Este cambio va a exigir una revolución en la que van a tener que modificar, ya no tanto el contenido, que es histórico, sino el formato. A las nuevas generaciones se las atrae no solo por lo que se cuenta, sino por cómo se cuenta. Así que va a ser necesaria una revolución, un cambio de mentalidad en los guionistas, los directores y nosotros mismos. A ver qué descubren.

¿Cómo se enteró de la noticia?

Me lo dijo a la oreja. Acercó esa boca que parece un pañuelo húmedo, porque es muy cariñoso y besucón, y me dijo: "Este va a ser mi último año". Ricardo es muy listo y sabía que de ahí no se sale indemne y lo ha hecho muy bien colaborando con el equipo de guionistas para que su salida tuviera sentido. Mira Chanquete, nunca volvió a trabajar.

A determinadas edades esto es tremendo, así que he insistido siempre en que de los sitios hay que salir bien, no apalancarse. Yo no quiero ser Antonio Alcántara toda mi vida, porque quiero hacer otras cosas, y él empezó a hacerlo.

¿Se le imagina en Velvet?

Algún día nos reencontraremos...Ojalá. Quizás en el teatro. Por mi edad, empiezo a tener mucho hijos. El día que ruede con Fernando Guallar, Quim Gutiérrez y Ricardo Gómez, la cosa se llamará El abuelo (risas).

¿Ha visto una evolución en la TV?, ¿se está apostando por una TV de más calidad?

Sí. Las cadenas en abierto tienen unos componentes como lo son la longitud y la trama familiar. Ahí hemos sido líderes, por encima de las telenovelas. La llegada de las plataformas de contenidos y teles de pago han hecho que nos transformemos. Se habla menos, se ve más. Los contenidos éticos y morales son más amplios, creemos una deuda con lo histórico. Ahora mismo hay un par de productoras que están en el ojo del mundo.


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia




Comentarios 3

#1
18-06-2018 / 10:36
Loko
Puntuación 0
A FavorEn Contra

A ver cretino, tu no eres Antonio Alcántara, tu eres el chorizo rojeras de Panamá, ese es tu verdadero yo. L A D R Ó N.

#2
18-06-2018 / 11:30
ANALISTA DE HECES
Puntuación 0
A FavorEn Contra

ALCÁNTARA E IMANOL

LA MISMA MIE RDA SON

#3
19-06-2018 / 07:10
Ski
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Imanol te crees un Don Juan y no llegas ni a eructo de rana con sífilis.